rafael rivera - @rafadatos
25 de abril de 2016 / 06:59 p.m.

Ante la pelea entre fanáticos de Santos y Tigres, la FEMEXFUT abrió una investigación sobre el incidente, lo cual provocó la respuesta del vicepresidente del cuadro lagunero, ya que buscarán evitar una suspensión a su estadio.

Durante una reciente rueda de prensa, Alberto Canedo dejó en claro su molestia por lo ocurrido tras el choque de la fecha 15, asegurando que “haremos lo posible para evitar el veto”.

El directivo dejó en claro su molestia con los aficionados regiomontanos, al mencionar que “no fue un tema de nosotros, fue un tema iniciado por estos pseudoaficionados de este equipo"

Canedo indicó que “nosotros aportaremos todo lo que sea necesario, para tratar de demostrar que hicimos todo lo que pudimos, dentro de lo lógico y lo razonable”.