JUAN LARA - @JUANCHOL7
31 de octubre de 2015 / 04:19 p.m.

Era en el Clausura 2009 Tigres estaba al borde del descenso. Los felinos se jugaban su permanencia en la última jornada ante Morelia y esperaban que América les diera una mano contra Necaxa.

Ambas situaciones se dieron y los auriazules se valvaron por un gol de un canterano. El centrocampista Jesús Molina anotó el tanto que selló la permanencia del equipo en Primera División.

Dos años después de ese gol que le dio tranquilidad al conjunto de San Nicolás, Molina salió de la institución con rumbo a Coapa. Justo en la temporada que partió, el equipo auriazul terminó con 29 años sin ser campeón.

Sin embargo, Molina saboreó las mieles del campeonato y en tres ocasiones; dos de ellas dejando en el camino a Tigres. En el Clausura 2013, se coronó con América venciendo a Cruz Azul, aunque fue expulsado en el partido; para el Apertura 2014 jugó en el ‘Volcán’ una Final con los colores azulcremas y en el Azteca obtuvo su segundo título.

El campeonato más reciente lo logró con Santos y eliminó al cuadro del ‘Tuca’ en Cuartos de Final.

Esta noche, Molina volverá a jugar en San Nicolás y nuevamente lo hará como rival, algunos aficionados no le perdonan haberse marchado al América, y decir que era el equipo de su infancia.