notimex | @mmedeportesmx
13 de diciembre de 2016 / 12:57 p.m.

Jonathan Orozco, portero de Santos Laguna, aseguró que en lugar de cubrir un hueco, llegó al equipo con el deseo de trabajar para conseguir la marca de 30 puntos que estableció la directiva, los cuales les pueden evitar problemas de descenso y, en su lugar, llevarlos por un puesto en la liguilla.

"Lo más importante es no voltear para abajo, es más importante voltear para arriba, las metas están muy fijas, la directiva y el cuerpo técnico nos han pedido 30 puntos, es una suma importante pero creo que hay la suficiente calidad para llegar a ella, tengo plena confianza de que vamos a hacer un buen torneo", indicó.

En rueda de prensa en las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), dijo que el trabajo intenso que han realizado en la pretemporada les dará la pauta para alcanzar los objetivos trazados y mantener la mirada hacia lo más alto en el Torneo Clausura 2017.

"Esperamos lograr esos puntos, ojalá que se pueda más y calificar; para nosotros lo más importante es mirar hacia arriba y mientras más lo hagamos nos alejaremos de la parte porcentual, sabemos la responsabilidad que tenemos en el siguiente torneo y vamos a trabajarlo de la mejor manera", expuso.

En lo personal, dijo que aunque su corazón tiene tatuados los colores de Rayados de Monterrey, la piel que porta ahora es la de Santos Laguna, por lo que tratará de esforzarse al máximo; sin embargo es consciente de que provenir de un rival de la zona puede provocar que la afición lagunera no lo reciba de la mejor manera.

"Vengo a dar el máximo, vengo a egresarme, a sudar la camiseta independientemente de cuál es mi pasado, vengo a trabajar de la mejor manera pero no espero mucho de la gente, sé que al principio hasta abucheos me van a tocar pero es un reto y voy a cambiar todo eso con buenas actuaciones", subrayó.

De la misma manera, insistió en que no viene a cubrir ningún hueco con la salida del argentino Agustín Marchesín, sino que viene a hacer su trabajo, "yo no vengo a suplir a nadie, ni igualar ni a ocupar un puesto, vengo a hacer mi trabajo; sé que hay muchos que no me apoyan por mi pasado pero en la cancha es donde se gana ese respeto y lo trataré de hacer desde la primera jornada".