LUIS SALCEDO CASSIO
6 de diciembre de 2016 / 10:35 a.m.

Los últimos dos arqueros de Santos Laguna han sido un referente, líderes del equipo. Marchesín y más atrás, Oswaldo Sánchez, se han significado mucho para la institución albiverde, sin embargo para el nuevo arquero guerrero, Jonathan Orozco, vino por su méritos, la vara es alta, sin embargo confía en hacer su propia historia de éxito en La Laguna.

Sobre la rivalidad deportiva entre Santos y equipos regios dijo, "ahora Tigres y Rayados son rivales directos para mí", palabras del meta mexicano durante la presentación de refuerzos este lunes en el Auditorio Orlegi del TSM.

Ahora a sudar la camiseta, como en su momento lo hizo en la Sultana del Norte durante 11 años.

"Agradecer a la directiva y al cuerpo técnico por esta oportunidad, por haberse fijado en mí, porque a pesar de que vengo de un equipo no muy grato por lo que hemos jugado en contra, aún así apostaron por mí, apostaron por mi trabajo, por la experiencia que yo pueda tener".

"Estoy muy contento y orgulloso, con todas las ganas de representar a este club y hacer las cosas bien, de volver a disputar cosas importantes, estoy tranquilo, vengo a sumar, a dejar el máximo, esta institución es de las mejores, sino es que la mejor en México".

"Ojalá que podamos responder dentro de la cancha, de mi parte como siempre lo hice en Monterrey, dejar todo dentro de la cancha y sudar la camiseta como debe de ser", comentó.

Lograr hacer que la afición olvide al arquero argentino, Agustín Marchesín y al mexicano Oswaldo Sánchez, será una asignación muy alta, pero que espera cumplir con sus condiciones y experiencia.

"Vengo a buscar más campeonatos, tanto para la institución como para mí, sé que la vara es muy alta porque han sido grandes arqueros, pero creo que en ese aspecto, no creo que me haga falta algo, sí me trajeron aquí, es porque tenemos más o menos el mismo nivel, porque tenemos los mismos logros y saben de la capacidad que tenemos y la verdad estoy muy contento".

Sobre aquellos comentarios despectivos de la ciudad de Torreón dijo, "Yo no fui". "Ya lo había comentado, no fueron comentarios míos, temas de retwits, cosas de futbol, cuando uno gana lo festejas al máximo, cuando pierdes toca aguantarte, porque así es el futbol", respondió.

Se disputaron finales y títulos entre Santos y Monterrey, Rayados ya es pasado para "Jona", vive su presente ahora defendiendo los colores verde y blanco.

"Qué le digo a la gente, pues que estoy comprometido con estos colores, con esta institución, lo que pasó en Monterrey se queda allá, esta es una nueva historia, un nuevo proyecto, independientemente de cuántos partidos y finales disputamos en contra, de cuánta historia haya entre Monterrey y Santos, es algo que para mí es pasado, mi presente es Santos, es lo más importante".

"Que la gente sepa que vengo a entregar todo dentro de la cancha, vengo a matarme, a poner toda mi experiencia y a poner todo lo que he logrado en esta corta carrera de 11 años al servicio de Santos, más de lo que yo pueda decir ahorita, dentro de la cancha se va a reflejar el compromiso que tengo hacía estos colores".

El primero partido de Santos en el Clausura 2017 será el 14 de enero visitando a Tigres en el Universitario, un encuentro emotivo para Orozco.

"Para mí siempre ha sido un bonito partido, lo disfruto mucho, creo que una mejor forma de demostrarle a la institución y a la afición de lo comprometido que estoy, es dando un buen partido como siempre trato de hacerlo".

"Ahora contra uno de los rivales directos de Santos que antes era el rival directo en la ciudad de Monterrey, ahora Rayados es otro rival directo para nosotros, es complicado, ahora lo veo de otra manera, el hecho que antes era sólo Tigres, ahora ganarle a Tigres y Monterrey se ha vuelto importante para mí", concluyó.