CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN
29 de marzo de 2015 / 02:30 p.m.

El proyecto de Pedro Caixinha recibió el respaldo de la directiva de Santos Laguna, por lo que el técnico portugués continuará dirigiendo lo que resta del torneo, con la consigna de alcanzar la liguilla.

El conferencia de prensa realizada en el vestidor del equipo albiverde, la tarde de este martes se hizo el anuncio oficial por parte del presidente de Orlegi Deportes, Alejandro Irarragorri, quien estuvo acompañado por Caixinha, así como directivos José Riestra y Alberto Canedo.

Previo se tuvo una charla con los jugadores, por eso la conferencia inició una hora después de lo programado y se llevó a cabo en la intimidad del vestidor, adonde llegó Pedro vestido con pantalón de mezclilla y sudadera gris, muy sereno y de brazos cruzados.

Sólo habló Irarragorri y expresó lo siguiente: "Este momento es para ayudarnos a transmitir un mensaje claro frontal directo a la afición, para que se envíe desde este vestidor estando muchos de ustedes sentados en el lugar más sagrado que un jugador y que creo que es donde se une el corazón del jugador, del equipo y la afición, para mí este lugar es representativo, muy profundo y agradezco que desde aquí lo transmitan".

"Para mí la decisión más fácil probablemente sea tomar una decisión popular, no nos hemos caracterizado en los últimos 9 años en tomar decisiones populares, hemos tomado decisiones equivocadas y acertadas, pero las que realmente creemos que dejarán un cimiento hacia el futuro de nuestra institución".

"Tenemos una mezcla de sentimientos que compartimos profundamente con nuestra afición, nos sentimos muy tristes, verdaderamente dolidos por los resultados y no haber alcanzado objetivos hasta el momento que nos habíamos planteados. Pero de la misma manera nos sentimos frustrados, porque los resultados no van de acuerdo en congruencia con el trabajo, entrega, calidad y el grupo de jugadores que tenemos hoy representados. Esto ha generado sentimiento de frustración grande, en los últimos 20 partidos, 11 en concreto, hemos sido alcanzados o rebasados por nuestros rivales en los últimos minutos del juego, esto habla de un tema de confianza, de efectividad y de no lograr transmitir lo que pasa en esta institución", expuso el presidente.

Indicó que es una frustración muy grande, porque hoy hay más entrega y trabajo que resultados y "tenemos que darle la vuelta a esa ecuación, por nosotros, por nuestras familias y principalmente los aficionados, en quienes hemos generado una expectativa y sueños altos. Jamás nos arrepentiremos de eso, al contrario, hoy estamos reafirmando a la afición que somos, seremos y lucharemos por ser ese equipo ganador que tantas satisfacciones ha dado y que estoy seguro continuará dando".

"En este término de congruencia de trabajo, dedicación, calidad y lo que se hace en la cancha, debemos trabajar. No ha sido un fin de semana fácil, no ha sido una decisión fácil, pero tiene que ser responsable que lleve al objetivo que nos hemos marcado. El viernes se vivió un día muy especial, creo que la afición hizo su parte, acudió en un clima adverso, se brindó al equipo durante los 90 minutos y eso estoy seguro que fue energía importante para cada uno de nosotros. Hoy la deuda está en nosotros hacia la afición, en ese sentido hemos tomado la decisión de dar continuidad al proceso de Pedro, de unirnos y cerrar filas hacia el final del torneo, de los seis paridos mas la liguilla que quedan a nuestro alcance, y hemos tomado la decisión de tener un diálogo muy profundo entre tres de las cuatro partes fundamentales que conforman el equipo, jugadores, directiva y cuerpo técnico, haciendo el compromiso de vivir en el momento presente, pero de cara al final de este torneo con la calificación en nuestras manos".

Indicó que no es un compromiso fácil, sino un compromiso que requiere no nada más de trabajo, porque eso se ha puesto cada día en la mesa, sino de confianza y reflejar en la cancha lo que hay detrás de esta institución, que es gran parte el corazón de su afición.

"Yo sé que muchos en este momento tienen coraje y sentimiento de tristeza y frustración, nos sentimos apenados en quienes han depositado su corazón en nuestras manos y les hemos fallado, estoy convencido que muchos que están aquí esperando un corte de cabezas y que se derramara sangre en el piso para sentirnos ajusticiados, pero yo pido a la afición que tenga confianza en la institución, en su grupo de jugadores, en su cuerpo técnico y claro que hay sangre, sangre muy caliente y deseosa de revancha, de salir a hacer en la cancha lo que es en esencia esta institución que es ganar sirviendo", añadió el directivo.

Aseguró que no hay arrepentimiento por esos movimientos de jugadores que se hicieron para este torneo, pues considera que así como se fueron grandes figuras, así llegaron otras.

"Si juzgara en base a resultados, probablemente estaríamos destituyendo a nuestro técnico, pero hoy estamos beneficiando el proceso, el cómo se sientes nuestros jugadores y cuerpo técnico encabezado por Pedro y su compromiso hacia la ciudad, la región y la institución. Estamos beneficiando entendiendo que haya dudas en la afición, pero hoy lo que estamos haciendo es cerrar el compromiso de resultados hacia la afición", concluyó el directivo.