LUIS SALCEDO CASSIO
7 de abril de 2015 / 06:39 p.m.

La victoria contra Morelia sin duda inyectó una mayor confianza en el plantel de Santos Laguna, tal como lo manifestaron Alonso Escoboza, Oswaldo Alanís y el arquero Julio González, invitados de lujo al programa “Somos Santos”.

Como ya es costumbre, el Auditorio Orlegui Deportes del TSM lució un lleno, los aficionados tuvieron carta abierta para reclamar y cuestionar a los jugadores albiverdes presentes, a quienes les recriminaron la falta de garra en la cancha, hacer honor al mote de Guerreros, cuestionamientos que fueron atinadamente respondidos por los invitados.

En el panel estuvo presente además por segunda ocasión en la historia del programa, Gilberto, un aficionado abonado que vino a enriquecer el contenido.

“Necesitábamos cortar la mala racha, ahora que la inercia sea positiva e hilvanar muchos más puntos”, manifestó Julio González en su primera intervención.

Por su parte el zaguero albiverde, Oswaldo Alanís, espera que esta victoria sea el parteaguas para que vengan mayores victorias.

“Veníamos pensando en cortar la mala racha, se da con Morelia, después de cinco o seis jornadas la cortamos y de ahora en adelante vamos a tratar de sumar la mayor cantidad de puntos”.

Agregó que, “se ha venido haciendo un buen desempeño, había partido que no merecíamos perder, te queda ese sabor de boca de haber jugado bien y no tener los puntos, ahora no fue nuestro mejor partido pero tenemos los puntos”, dijo.

El ganar da mayor confianza al plantel, esto se vio desde el entrenamiento de este lunes en el TSM. Este triunfo los acerca más al objetivo de calificar a la Liguilla, dijo Escoboza.

“Ganando vamos a tener mayor confianza, necesitábamos ganar ese partido, porque nos íbamos a alejar de nuestro objetivo y ahora ya nos pegamos ahí a los que aspiran a Liguilla, todos remamos al mismo lado y se viene Chiapas y tenemos que ganarlo”.

Escoboza precisó que el cambio de muchos jugadores provoca que se tenga que tener una rápida adaptación, la cual dijo ya es algo que está llegando de a poco.

“Tanto cambio a veces pesa, se cambió el chip de que era un equipo de mayor experiencia, vienen jóvenes, están haciendo las cosas bien, pero perdimos partidos en los que jugamos mejor que el rival, nos hacía falta un poco más del colmillo, ya no nos puede pasar. Ganamos en Morelia y nos inyecta confianza”.

A lo anterior respondió el aficionado abonado presente en el panel. “El triunfo lo disfrutamos pero falta mucho”, dijo Gilberto

Agregó que, “hacía falta después de tanta mala suerte, con este triunfo se adquiere mayor confianza, aún se tienen desatenciones, pero esta victoria vino a ayudar mucho en confianza, tres puntos del octavo lugar, la victoria la disfrutamos”, aseveró.

Indicó que a no se pueden echar las campanas al vuelo, pues falta mucho por mejorar. “Los vi positivos en el primer tiempo, vi mucho mejor al Morelia, sentimos que no la íbamos a hacer, pero en el segundo Santos pudo ser mejor, pero en el cambio táctico en los últimos minutos, nos tenían con el Jesús en la boca, pero creo que falta mucho por mejorar”.

El público presente también cuestionó a los jugadores, la señora Georgina fue la que reclamó a los tres invitados la falta de garra en la cancha, el ganarse el mote de Guerreros.

Alanís le respondió lo siguiente: “Estamos trabajando para demostrar que es un guerrero, tratamos de dejar en la cancha todo para tratar de contrarrestar esa idea, trataremos de desechar esa idea que tienen en la cancha”, comentó

Por su parte Julio González le respondió a la aficionada, que cada uno deja todo en la cancha. “Sabemos que los estados no se han dado y que no estamos siendo tan guerreros en la cancha, de mi parte trato de dar todo que la afición se sienta correspondida, doy todo y no me quedo con nada”, concluyó.

El siguiente partido de Santos Laguna es este viernes recibiendo al Morelia, la afición espera que se puedan sumar otros tres puntos y que ahora sí se tenga una racha positiva que lleve al equipo a la Liguilla, pues como se recordará, la temporada anterior se quedó fuera de la fiesta grande.