carlos hernández
17 de marzo de 2015 / 01:57 p.m.

En el campamento de Santos Laguna las cosas no están del todo bien ante los malos resultados que lo tienen cerca de la eliminación de la liguilla, es por eso que urgen a ganarle a Tigres este viernes, para mantener sus aspiraciones vigentes.

Rodolfo Salinas reconoció que anímicamente lo está pasando mal el equipo y en situaciones como esa es difícil dar la cara ante los medios de comunicación.

Tras ser solicitada su opinión acercad e las declaraciones del técnico Pedro Caixinha, quien la víspera dijo que los jugadores no estaban haciendo lo que él les pedía, el mediocampista contestó:

"Las cosas que piense yo acerca de Pedro las platicaré con él. Él sabrá cómo se maneja, tiene experiencia, nosotros debemos respaldar sus palabras y más allá de entrar en polémicas es respaldarlo cuando se equivoca, porque cuando nosotros nos equivocamos él nos respalda, así que no debemos entrar en guerra de declaraciones, debemos hacer nuestro trabajo dentro de la cancha, porque dejamos mucho que desear dentro de ella, muchas veces podemos poner todas las ganas, pero no basta con eso".

Luego agregó: "Me parece que a nosotros no nos gusta estar aquí (en conferencia de prensa), tenemos un memorándum que debemos seguir, pero quisiéramos jugar nada más, tenemos que dar la cara y en vez de hablar nos gustaría jugar, demostrar en la cancha, es incómodo estar en estas entrevistas sabiendo que las cosas no están bien.

Salinas admitió que en casa también se está haciendo historia negativa con tantos puntos que han dejado escapar, así que ante Tigres no pueden darse el lujo de dejar escapar puntos.

"Sabemos de la rivalidad, que prácticamente nos jugamos la temporada, si perdemos nos vamos hasta abajo y si ganamos sirve mucho para ganar en confianza, porque el equipo está mal anímicamente más allá de lo futbolístico, se ve que en cancha estamos mal, nos faltan muchas cosas, sobre todo confianza", expuso.

Luego aseguró que este equipo puede dar mucho más, así que espera que el viernes puedan darle una alegría a la gente que "sabemos está molesta y desilusionada, los culpables somos nosotros, la gente ha respondido de buena manera, nosotros no hemos respondido a esa confianza que nos tuvo la directiva y cuerpo técnico, que afortunadamente sigue confiando todavía, hoy nos visitó nuestro presidente confiando en nosotros y debemos respaldar a todos. En redes sociales se muestra el apoyo, el equipo es lo que necesita".

Acerca de aquellos que piden la cabeza de Pedro Caixinha, Rodolfo opinó: "Piden la de él y jugadores, están en su derecho de pedir mi cabeza, la de Pedro o cualquier compañero, ellos quieren resultados y cuando no se dan la gente va a exigir mucho más. Puedo decir que no todo es culpa de Pedro, nosotros ejecutamos en la cancha, tenemos mayor porcentaje de culpa".

"El técnico tiene experiencia en esto, no le asusta, no es la primera vez que la piden, siempre se sabe reponer a eso, el equipo ha respaldado y ha dado buenos números, sólo falta el campeonato de liga que es lo más importante", añadió.