rafael rivera - @rafadatos
5 de mayo de 2016 / 05:10 p.m.

Tras la pelea entre sus aficionados y los de Tigres, la directiva de Santos, después de haber recibido una multa económica por parte de la FEMEXFUT, anunció una serie de cambios, los cuales incluyen prisión para los fanáticos violentos.

Por medio de su portal oficial, los laguneros anunciaron que llegaron a un acuerdo con las autoridades municipales y estatales, para condenar a los fans que desaten actos de violencia en su estadio, con penas de 2 meses hasta 10 años de prisión.

Igualmente se anunció que el club está en reuniones con los tres niveles de gobierno y las autoridades de la Liga MX, para mejorar las medidas de seguridad en los partidos calificados como de alto riesgo.

También se informó del inicio de la campaña ‘Futbol y Paz’, al igual que el cambio de mote del estadio, el cual pasará a llamarse como ‘El Templo del Desierto’.