Carlos Hernández Castrejón
12 de mayo de 2015 / 07:16 p.m.

Alberto Canedo, vicepresidente deportivo de Santos Laguna, calificó como afortunada para el equipo la sanción recibida por parte de la Comisión Disciplinaria, debido al incidente ocurrido el pasado sábado durante el partido ante el Puebla, cuando un aficionado intentó agredir al árbitro.

En conferencia de presa, este martes el directivo hizo además un llamado a la afición para evitar que en un futuro pueda ser vetado el Estadio Corona.

"Afortunadamente de parte de la Comisión Disciplinaria la sanación impuesta al Club con relación a los incidentes del partido, fue sólo un primer aviso de veto y multa de 2 mil salarios mínimos, era un tema complicado, fuimos afortunados en recibir esta sanción en términos de la gravedad, pues pudo haber sido un veto que pudo sacarificar a nuestro aficionados de ver la liguilla y acarrearnos la multa económica que ello conlleva", expuso.

Indicó que más allá de eso es el menoscabo económico por no tener público, "en ese sentido damos gracias a Dios de estar en posibilidad de estar en cuartos de final con nosotros".

Aseguró que no hubo petición por parte de la directiva para no recibir una sanción mayor, "obviamente la Comisión es independiente de la liga, depende de la Federación Mexicana de Futbol y hacen la investigación, pero toman en cuenta muchos aspectos y creo que de lo que platicamos al final, cuando se dio a conocer el veredicto, lo que fue uno de los agravantes fue la pronta reacción del cuerpo de seguridad del estadio, que logró de alguna manera derribar al pseudo aficionado, sólo hubo un empellón al árbitro. Siento que eso fue lo que más pesó, que se cumplieron los protocolos de seguridad".

Expuso que todos los estadios que no tiene reja están expuestos a que un aficionado se brinque a la cancha, "recordamos incidentes como cuando llegó Ronaldinho, muchos espontáneos se metieron a la cancha para pedirle autógrafos o saludarlo, al final es muy claro que el hecho de que se brinque un aficionado de entrada no es motivo de veto, lo que haga en cancha como agresión puede llevar a esa sanción".

Ahora, para el encuentro ante Tigres, el directivo expuso que no hay mucho por cambiar, pero sí reforzar. "Los protocolos que llevamos a cabo en seguridad son muy importantes, siempre hemos extremado precauciones en la cancha, tenemos casi 90 elementos alrededor de la cancha, lamentablemente el que sea tan sencillo brincarse, por un lado es bueno para que la gente pueda apreciar mejor el partido, nosotros fuimos los pioneros en el tema de quitar la reja, lo hicimos porque la afición fue madurando y mostró tener la cultura necesaria para eliminar barreras. Nuestro estadio no tenía antecedente de este sentido, el único caso de invasión a la cancha fue cuando la balacera, pero al final fue bueno no tener esa barrera para que la gente pudiera desalojar de manera inmediata, por eso la liga tomó la iniciativa de quitarlas, aunque generaba facilidad para la gente", dijo.

Contra Tigres, afirmó que se van a extremar los cuidados, pues otros pueden sentirse alentados para hacer algo similar. El tema radica en el tipo de sanciones, pues en este caso el autor de esa agresión ya salió de la cárcel tras cumplir dos días, pues el delito en que incurrió no está tipificado, por lo que será cuestión de legislar para dar sanciones más severas a quienes atentan a la integridad de las personas y el espectáculo.

"Hago un llamado a la afición para generar un futbol sin violencia, no quiero culpar a la afición, esto fue de uno o dos aficionados que estuvieron a punto de provocar que 30 mil personas no tuvieran la oportunidad de disfrutar los cuartos de final, hay que pensar en las consecuencias. Lanzar objetos a la cancha es algo que habíamos superado, en este estadio suceden muy pocos, pero haremos una campaña de concientización, porque el futbol es para venir a disfrutar", concluyó.