notimex
4 de agosto de 2015 / 11:54 p.m.

Santos Laguna inició con el pie derecho la Liga de Campeones de la Concacaf, al vencer 4-0 al W Connection de Trinidad y Tobago, en la fecha inaugural del torneo, y tomó una inyección de confianza tras el mal inicio en la Liga MX.

Los goles para el triunfo lagunero en la grama del estadio TSM de esta ciudad fueron del caboverdiano Djaniny Tavares en dos ocasiones, a los 41 y 68 minutos, de Jesús Escoboza, en el 61 y de Luis Mendoza en el 90.

Con este resultado, la escuadra lagunera sumó sus primeros tres puntos del certamen dentro del Grupo Uno, mientras el trinitario se quedó sin sumar y Saprisa de Costa Rica aún no entra en acción, por lo que ambos son últimos del sector.

Con la necesidad de ganar para empezar bien el torneo y tener una inyección de ánimo tras su mal inicio de la liga mexicana, el cuadro lagunero tuvo el dominio del encuentro pero le costó trabajo poder abrir la marca del equipo visitante.

Pero a pesar de que tuvo la pelota la mayor parte del tiempo y llegada por los costados, a Santos le costó trabajo poder terminar la jugada pues siempre abusó de los centros que eran bien controlados por el arquero Julani Archivald.

Una y otra vez, los dirigidos por el luso Pedro Caixinha tocaron a la puerta rival hasta que, en el minuto 41, José Abella entró por derecha y envió centro al área, donde apareció Djaniny Tavares, quien sin problemas empujó el balón para el 1-0.

La escuadra trinitaria intentó proponer un juego a velocidad pero conforme pasaban los minutos bajó el ritmo y se echó atrás para evitar recibir más anotaciones, pero la presión del local comenzó a agobiarlos y empezaron a perder la marca.

Tan fue así que, en el minuto 61, Jesús Escoboza aprovechó la floja marca del rival y en el área sacó disparo que venció al arquero visitante para hacer el 2-0 que le daba la tranquilidad en el marcador.

Con un conjunto trinitario ya cansado y varios de sus jugadores acalambrados, los de La Comarca hicieron el 3-0 con el segundo de la noche en la cuenta personal para Tavares, quien aprovechó un error en la zaga para anotar en el minuto 68.

El campeón del futbol mexicano generó mucha llegada sobre el marco del equipo trinitario, pero la figura del arquero Julani Archivald se agrandó y atajó todo, salvo el 4-0 de Luis Mendoza, quien anotó en rebote de balón en el poste, en el minuto 90.

El trabajo del silbante guatemalteco Mario Escobar fue bueno, al llevar por buen camino las acciones y no tuvo necesidad de sacar tarjetas.