AGENCIAS
16 de marzo de 2016 / 10:11 p.m.

Santos y América se quedaron con las ganas de acariciar el triunfo al terminar sin goles el juego de “ida” en la semifinal de la Liga de Campeones de Concacaf, que tuvo lugar en esta ciudad.

Ahora el partido de “vuelta” está programado para el 6 de abril en el Estadio Azteca, en donde se definirá al finalista. Este marcador fue el mismo que se registró en la otra semifinal entre Querétaro y Tigres de la UANL.

Ambos conjuntos arrancaron la primera parte de esta confrontación con ambición de ganar; sin embargo, se toparon con buenas defensivas que anularon todo lo que llegó en los primeros instantes del cotejo.

Santos marcó la pauta, ya que con el apoyo de su afición, comenzó a direccionar al ataque vía Martín Bravo y Carlos Izquierdoz, quienes enviaron los primeros avisos a la meta de Moisés Muñoz.

Los pupilos de Ignacio Ambriz se vieron en la necesidad de buscar las bandas, aunque por momentos tuvieron el control del centro del campo. Oribe Peralta tuvo al minuto 16 una clara llegada a la meta de Marchesin, pero su disparo salió a un costado.

Si bien, América tuvo una reacción lenta, Santos mostró seguridad en sus jugadas, tan es así que dejó un poco que el cuadro capitalino se hiciera de algunas marcas fuertes y echara su arsenal al frente.

El cuadro local tenía la urgencia de ganar en casa, ya que en el Azteca no ha tenido suerte para manejar el partido y en abril próximo en el juego de “vuelta” debe salir con un resultado a su favor si quiere ser finalista de la competición de la zona de centro-caribeña.

En la recta final de la primera parte (41), Darwin Quintero puso a temblar la meta de Marchesin, quien tuvo una buena reacción para mantener inmaculada su meta en colaboración con su defensiva.

Para el complemento, América buscó abrir el marcador obra de Sambueza, quien sacó disparo que puso a temblar a Santos y luego al 55 de tiempo corrido Darwin intentó burlar al arquero Marchesin, quien se vio seguro en la meta.

Lejos de salir con buen panorama y buscar el triunfo, Santos se mostró reservado ante un América que siempre estuvo al acecho de inaugurar el marcador en el segundo episodio de la confrontación.

Por eso el argentino Zubeldía modificó su cuadro al sacar a Mendoza por el africano Tavares para darle profundidad al ataque. Al minuto 80, el esférico pegó en la mano de Goltz dentro del área, y el silbante no marcó tiro de castigo a favor de Santos.

Ya sin Bravo, quien salió por lesión, y sin Dávila, los laguneros sólo esperaron la culminación del partido y dejaron ir la oportunidad de salir con la victoria en el primer episodio de los dos juegos de la Liga de Campeones.

Salieron con cartón preventivo por Santos, Néstor Araujo y Martín Bravo; en tanto que por América Miguel Samudio, Osvaldo Martínez y Michael Arroyo.