CORTESÍA DE CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN | @LAAFICION
17 de julio de 2016 / 10:16 a.m.

La amarga experiencia que dejó la última visita de Tigres al Estadio Corona, ha llevado al Club y autoridades a extremar precauciones para el encuentro de este domingo, donde se verán las caras nuevamente en el arranque del Torneo Apertura 2016.

Con anticipación se realizaron reuniones con el titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, Adelaido Flores, además de la Policía Estatal para establecer un plan de vigilancia y resguardo de los aficionados dentro y fuera del Territorio Santos Modelo, para tratar de mantener la seguridad antes, durante y después del cotejo de este domingo.

También se convocó a los líderes de las distintas porras laguneras para que no se provoque a los visitantes, que mantengan la cordura y se eviten situaciones como ocurrió el torneo anterior, cuando hubo una gran pelea campal dentro y fuera del estadio, lo que derivó en varias detenciones.

Serán 300 los elementos de seguridad los que estén dentro del estadio, otros 300 en los alrededores, en un dispositivo que se pondrá en marcha a partir de las 15:00 horas.
En las instalaciones de la policía municipal se realizó la reunión y también tomaron parte elementos de Tránsito y Vialidad, agentes de Seguridad Privada del Estadio Corona e integrantes de Protección Civil de Torreón, quienes establecieron el plan a desarrollar para mantener el orden, los protocolos que hay que seguir en un partido denominado de alto riesgo.
Así que se resguardará a la porra visitante, se colocará una doble valla de protección y a los aficionados de Tigres se les hará portar un brazalete para poder ser identificados y tener mayores oportunidades de resguardarlos, también se les asignarán baños especiales para que no tengan que ingresar a otras zonas.

El protocolo de ‘Estadio Seguro’, mantendrá vigiladas las porras de ambos lados, los autobuses serán interceptados en La Cuchilla, donde la policía sampetrina escoltará los camiones hasta la entrada a Torreón.

Además, 80 agentes de Vialidad se encargarán de dar fluidez a las rutas que conducen al estadio, para lo cual se han trazado rutas alternas.

En la reunión se determinó el operativo de seguridad para el encuentro. Se informó que todo el boletaje está vendido, que las puertas se abrirán a las 16 horas y que el operativo, en número de elementos, será el más grande que se haya realizado para un partido con al menos 1000 elementos de seguridad para garantizar el orden en el espectáculo.

En el operativo participarán en coordinación, la Sedena y la Policía Federal, Fuerza Coahuila, Policía Municipal, Procuraduría General de Justicia del Estado, Vialidad y Tránsito del municipio y el servicio médico.