HÉCTOR ORTIZ
21 de julio de 2015 / 11:41 a.m.

Por muchos años, el estado de Sinaloa ha sido señalado por el crimen organizado que ahí reina.

Una entidad dividida entre aquellos que condenan la guerra del narcotráfico, cuya existencia ha dejado miles de muertes y afectados, y quienes han visto, en la figura de sus líderes, a los 'salvadores' que "han aportado" más que lo que el propio gobierno les ha podido dar.

Recientemente, Sinaloa entró en un estado de 'fiesta', al enterarse de la segunda fuga de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, inundando las redes sociales con mensajes que celebraban el escape del narcotraficante más buscado del mundo; no sorprende, el año pasado, cuando Joaquín fue recapturado, las calles de Culiacán se llenaron de manifestaciones que ordenaban la liberación del capo.

Además de esto, los 'culichis' también se sitúan como una de las poblaciones más aficionadas al deporte en México, ya que, por muchos años, habían tenido que sufrir con el equipo de futbol más representativo en esta localidad; los Dorados de Sinaloa, quienes después de batallar mucho tiempo en la liga de Ascenso del balompié nacional, lograron el torneo pasado su boleto al máximo circuito.

Dorados le regresó la alegría futbolera a cientos de miles de aficionados al 'Gran Pez', quienes, a partir del próximo sábado 25 de julio, regresarán a abarrotar las gradas del Estadio Banorte para presenciar su debut en la Liga MX ante los Jaguares de Chiapas.

Pero, ¿es realmente Sinaloa un estado fanático del futbol?

Aunque, con el regreso de Dorados a la primera división el interés por este deporte regresó a varias personas, lo cierto es que este estado se reconoce más por ser fieles seguidores de la pelota caliente.

El béisbol, a través de la Liga Mexicana del Pacífico, ha sido la actividad deportiva más seguida por los habitantes de Sinaloa, creando, incluso, una gran rivalidad al contar con tres de los equipos más representativos de dicha liga: Los Cañeros de Los Mochis, los Venados de Mazatlán y los Tomateros de Culiacán, estos últimos mantienen la rivalidad más grande de toda la liga con los Naranjeros de Hermosillo.

Sin duda, una fiesta del guante y del bate que comenzará el próximo 9 de octubre.

Así pues, Sinaloa es hoy por hoy, uno de los estados más populares en toda la república, entre aquellos que siguen celebrando la fuga del 'Chapo' Guzmán, los que pacientemente aguardan el inicio de la LMP y aquellos que ya cuentan las horas para el regreso del 'Gran Pez' a la primera división del futbol mexicano.