24 de enero de 2013 / 03:59 p.m.

Ciudad de México • El índice nacional de precios al consumidor tuvo una variación de 0.15 por ciento durante la primera quincena de enero de 2013, con lo que la inflación anualizada se ubicó en 3.21 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo con el primer reporte de la inflación de este año, además de que la variable macroeconómica continúa su tendencia a la baja, el resultado se situó en su nivel más bajo desde octubre de 2011.

Tan solo un año antes, es decir, en la primera quincena de 2012, la variación del índice nacional de precios había sido de 0.32 por ciento, y una inflación general de 3.94 por ciento.

En relación al índice de precios subyacente, el INEGI informó que tuvo un alza de 0.18 por ciento, con lo que la inflación de ese concepto alcanzó 2.78 por ciento anual.

La inflación subyacente es considerada un mejor parámetro para la medición de la inflación pues en esa ya se descuentan los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Se excluyen por ejemplo mercancías agropecuarias, energéticas y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

El resultado de la inflación general y subyacente fueron mejores que los esperados por el consenso de analistas, pues para los primeros 15 días del año esperaban niveles de 3.39 y 2.83 por ciento, respectivamente.

Los bienes y servicios con mayores alzas de precios en el periodo en cuestión fueron la gasolina de bajo octanaje, loncherías, fondas, torterías y taquerías, universidad, tortillas de maíz, gas doméstico LP, electricidad, vivienda propia, limón, restaurantes y similares y pollo.

En contraste, jitomate, servicios turísticos en paquete, otros chiles frescos, chile serrano, ropa de abrigo, gas doméstico natural, uva, manzana, chile poblano y papaya, fueron las principales mercancías que reportaron una disminución de precios en la primera quincena de este 2013.

ALBERTO VERDUSCO