20 de febrero de 2013 / 12:25 a.m.

En cinco días desde el anuncio del brote de gripa aviar, han sido sacrificadas 300 mil aves, sin embargo, la cifra de pollos infectados se eleva hasta el millón 20 mil unidades.

 

León, Gto.-• Cinco días después del brote de influenza aviar en granjas de Bachoco en Guanajuato, han sido sacrificadas 300 mil aves hasta ayer.

El secretario de Desarrollo Agropecuario, Javier Usabiaga Arroyo, informó ayer que hasta este martes se mantenía la cifra de un millón 20 mil aves infectadas con el virus de la influenza aviar en granjas de la zona norte del estado.

Usabiaga, explicó que gracias por las acciones emprendidas por las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y el Gobierno del Estado, la propagación de la enfermedad “"está a punto de ser controlada"”, con lo cual se procedería a la siguiente fase de control y erradicación.

“"La erradicación lleva tiempo. Estos temas se manejan primero por una fase de control, luego se hace una fase de control y erradicación con vacunación y luego se declara la zona libre, pero es un protocolo que lleva su tiempo de maduración. Ahora lo importante es evitar la propagación de la enfermedad y por el reporte que tuve en la mañana casi lo estamos logrando"”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario del estado, hasta el momento el brote de influenza aviar se mantiene en granjas de la empresa Bachoco ubicadas en Dolores Hidalgo (9), San Felipe (1), Juventino Rosas (1) y San Luis de la Paz (1).Inclusive, explicó que el que el número de aves infectadas es mínimo para el abasto nacional de pollo y huevo, por lo que no debe haber desabasto o incremento en su costo.

“"Es un número incipiente (de aves infectadas), para el abasto nacional es algo insignificante. En Guanajuato la empresa Bachoco tiene un ciclo de reproducción de 12 millones de pollos de engorda cada 8 semanas, lo cual significa que cada semana tienen más de un millón 400 mil (aves en sacrificio) para abastecer el mercado nacional de carne de pollo. Por eso la afectación en la oferta no debe ser significativa como lo fue en el caso del huevo (en Jalisco) en donde el número de aves infectadas fue mucho mayor.

“"No hay temor para una especulación que se pueda dar. Quiero hacer hincapié de que no hay un desabasto ni previsible ni latente. Hay una pequeña afectación en la oferta pero no es lo suficientemente significativa para provocar una escalada de precios"”.

Javier Usabiaga dijo que si bien ya casi se logra controlar la propagación del virus de influenza aviar en la zona norte del Estado, de todas maneras se han reforzado las medidas de control y de movilización y la autoridad es muy cuidadosa en cada una de las acciones que se toman para evitar que se propague aún más.

Respecto a la manera en que pudieron contagiarse las aves de las granjas en Guanajuato, el secretario de Desarrollo Agropecuario dijo que es un virus que está en el medio ambiente y que puede ser transportado por diferentes tipos de ave. El problema es cuando se detienen en zonas con alta población de animales, como las granjas, en donde se desarrollan fácilmente y causan este tipo de problemas.

Sin embargo, reiteró que la influenza aviar es una enfermedad que no afecta a la cadena alimenticia, por lo cual el pollo y el huevo puede consumirse sin problemas.Javier Usabiaga también destacó la participación de SENASICA en las labores de control que realizan para detener la propagación de esta enfermedad avícola y las que siguen para su erradicación.

“"La autoridad sanitaria mexicana está reconocida como una de las mejores y afortunadamente SENASICA es un valuarte para la sanidad de los animales e inocuidad de los alimentos. Es una institución que vigila constantemente que los alimentos lleguen al consumidor en esa línea de confianza y certidumbre que no afecte al ser humano"”, mencionó.

REDACCIÓN