ROBERTO FLORES
3 de abril de 2018 / 01:52 p.m.

Sin tapujos y con mucha sinceridad, Jürgen Damm reveló que si no acudió a la última convocatoria de la Selección Mexicana fue por órdenes de Tigres y no por una lesión.

El volante ofensivo de los felinos externó su tristeza por haberse perdido la última oportunidad de demostrar su capacidad en una fecha FIFA y dejó en manos de Juan Carlos Osorio su inclusión o no en la lista definitiva para Rusia 2018.

"Realmente muy triste por no haber de no haber podido acudir a la última convocatoria, traté de estar. Mi ilusión y sueño más grande es poder representar a mi selección en juego amistoso, fecha FIFA o un Mundial.

"Por el problema que tuve no pude estar, creo que fue mi error haber avisado que tenía una contractura, porque podía estar para los dos partidos contra Islandia y Croacia, pero bueno tengo que acatar las órdenes y se decidió que me rehabilitara acá", admitió Damm en conferencia de prensa.

Jürgen mencionó que buscará aprovechar cada minuto que tenga en la cancha en la recta final del torneo y la Liguilla para poder entrar en la lista de los elementos que estarán en el Mundial.

"Hablé con el cuerpo médico y técnico de la selección, lo mío era para dos o tres días, hubiera podido estar en los dos partidos, pero uno tiene que acatar las órdenes, Tigres decidió y así fue, ni modo.

"Mi ilusión era estar con mis compañeros, mi selección, apoyar en lo que se pudiera, pero me tuve que rehabilitar acá y bueno muy contento de poder jugar y ganarme un lugar", reiteró.

SR