4 de marzo de 2013 / 11:05 p.m.

Luego de lorar un acuerdo para poner fin a su largo proceso de reestructuración de deuda, la productora de vidrio mexicana termino la sesión en la bolsa local con una ganancia de 5.17%, a 32.52 pesos por acción.

 

Ciudad de México • Vitro, el golpeado productor mexicano de vidrio, logró acuerdos para poner fin a su largo proceso de reestructuración de deuda, que incluyen el fin de acciones legales en Estados Unidos.

El anuncio, ampliamente esperado por el mercado, impulsó las acciones de Vitro, que cerraron con un alza del 5.17 por ciento, a 32.54 pesos aunque con un escaso volumen de 236 mil 723 unidades.

Los papeles han más que duplicado su valor en lo que va del año por expectativas de que la firma lograra resolver la situación con sus acreedores.

Según los convenios sellados, el socio financiero de la firma, Fintech, adquirirá los bonos de los acreedores que no aceptaron un plan de reestructuración anterior, y todas las partes desactivarán las acciones legales interpuestas en Estados Unidos y en México.

No se detalló el monto de los títulos que comprará Fintech, pero el fondo recibirá a cambio acciones por hasta el 13 por ciento de una subsidiaria de Vitro y una nota de deuda por 235 millones de dólares con plazo de dos años, emitida por esa unidad, que no fue identificada.

Directivos de la compañía no estuvieron inmediatamente disponibles para ampliar la información.

Vitro, que solicitó protección contra sus acreedores en el 2010 en México y Estados Unidos tras registrar pérdidas en derivados, ha enfrentado una larga batalla legal con los fondos Elliott Capital Management y Aurelius Capital Management, que poseen bonos de la empresa.

Y aunque en el 2012 un juez en México respaldó la reestructuración de la deuda por alrededor de 3 mil 400 millones de dólares, tribunales de quiebras y de circuito en Estados Unidos rechazaron el plan, poniendo en peligro los activos estadounidenses de la firma.

El acuerdo está todavía sujeto a la aprobación de autoridades gubernamentales y de los tribunales involucrados en las demandas.

REUTERS