ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
26 de febrero de 2017 / 09:52 a.m.

El tigre más tigre se ha ido al cielo. Don Carlos Miloc Pelachi falleció este sábado y con él se va la imagen del técnico que le dio a Tigres sus primeros campeonatos y emblema más fiel del perfil tigre.

Víctima de un paro respiratorio, el famoso "Tanque" murió a las. 14:30 horas de este sábado a los 85 años de edad, justo 16 días después de haber celebrado su último aniversario.

Don Carlos deja un profundo vacío en la familia tigre, porque si ya era considerado una leyenda en la institución felina a partir de este día ha pasado a ser un inmortal en toda la extensión de la palabra.

Los caprichos del destino quisieron que Miloc partiera el día que se enfrentaban en la cancha del Universitario los equipos que más quería en México. Morelia y Tigres.

Cabe recordar que el uruguayo nació el 9 de febrero de 1932 en Montevideo, Uruguay, y debutó como jugador 1950 con el club Nacional de Montevideo.

Cuatro años más tarde determinó incursionar en el balompié colombiano con el conjunto Corporación Nuevo Cúcuta Deportivo y de ahí decidió trasladarse a México.

Su llegada a este país se dio con Morelia, equipo con el cual fue subcampeón de Copa en la campaña 1957-1958 y dijo adiós a las canchas con la camiseta del Irapuato en la temporada 1968-1969.

De ahí se convirtió en técnico, en el que tuvo paso precisamente por Irapuato, Pachuca, Tiburones Rojos de Veracruz y para la1977 a los Tigres de la UANL, al que guió a su primer campeonato en la historia.

Después logró otro éxito con los felinos, al llevarlos a otro campeonato, que fue en la temporada 1981-1982, lo que representó el segundo de la historia del cuadro nuevoleonés.

Miloc siguió su paso por el futbol mexicano hasta que llegó al conjunto capitalino América para conseguir el título en la Copa de Campeones de la Concacaf en 1991.

Dentro de su trayectoria también estuvo el dirigir al equipo Comunicaciones de Guatemala y de igual manera a la selección de ese país centroamericano en la Copa Oro 2000.

Uno de sus mayores legados en Tigres fue que nunca perdió un Clásico ante Rayados, dirigió 13, ganando ocho. y empatando cinco.

"Estuve presente en 13 juegos y nada más no me pudieron ganar”, apuntó en alguna sobre esta marca en los Derbys Regios.
A Don Carlos le sobreviven su esposa René, su hija Sayonara Morelia y su hijo Carlos.

Así, el uruguayo, que tuvo una larga carrera como jugador y timonel, dejó de existir este día a los 85 años de edad.