ROBERTO FLORES
29 de diciembre de 2016 / 04:57 p.m.

Aunque en Perú muchos medios dan como un hecho la llegada del lateral derecho Luis Advíncula a los Tigres, la realidad es que hoy en día es solamente una posibilidad, reveló una fuente allegada al campeón del futbol mexicano.

Los derechos federativos del defensa inca pertenecen al Bursaspor de Turquía, quien el semestre pasado lo prestó al Newell’s Old Boys de Argentina, club que no pudo ejercer la opción de compra.

“Lo de Advíncula no hay nada concreto en este momento, es una de las posibilidades que se han presentado, pero de eso a lo que dicen en Perú que ya se contrató hay mucha diferencia”, explicó la fuente.

“Hay un margen de negociación hasta el 31 de enero para elementos que vengan del extranjero al futbol mexicano, así que no hay prisa, hay que ver lo qué es mejor para el club y no ser van a traer por traer a nadie”.

Hay que recordar que la escuadra felina estaría en la búsqueda de un lateral derecho debido a la baja de Israel Jiménez por una lesión de rodilla, de la que ya fue operado y se perderá casi todo el próximo Clausura 2017.

Hasta antes de la Liguilla se consideraba una prioridad reforzar esta zona, sin embargo ante la gran actuación de Iván Estrada la urgencia ha bajado de intensidad. Y es que el “Guty” se mostró a un gran nivel en la postemporada a pesar de que venía de más de 9 meses parado también por una operación de rodilla.

“Lo que pasó en la Liguilla con el ‘Guty’ ha calmado mucho a la directiva, la urgencia que se sentía ya no es tanta, saben que tienen a un elemento muy confiable y aunque muy probablemente sí traigan a algún elemento lo quieren escoger muy bien”, reiteró la fuente.

En las últimas horas el presidente del Bursaspor, Ali Ademoglu, confirmó que 'Bolt' se unirá al conjunto otomano a comienzos de enero, sin embargo, no confirmó su permanencia.

"Él tiene que volver al club durante el receso. Pero su futuro está en manos del entrenador”, dijo el directivo a la prensa de su país.

Advíncula tiene un valor en el mercado de 1.5 millones de euros, una suma no tan alta para los niveles que maneja Tigres, pero tampoco se quieren apresurar a comprar por comprar a un jugador que a los 26 años ha estado en ocho equipos diferentes.

El lateral peruano es continuamente convocado a la selección de su país, donde hace unos años hizo una gran Copa América lo que le valió para que los turcos lo compraran. Hasta el momento ha jugado un total de 55 partidos con la absoluta de su país.