RUBÉN ALMAGUER
14 de agosto de 2016 / 03:24 p.m.

El ser Tigre implica un cariño incomparable,esa ha sido la respuesta de la afición felina que acudió a adquirir un recuerdo de oro de la casa de su equipo.

El Volcán es el templo sagrado de los de San Nicolás, y actualmente se encuentra en un proceso de remodelación en él aérea de sus gradas, motivo que accionó los sensores en los corazones de los auriazules y que exhortó al club por medio de redes sociales activar el movimiento de venta

Es así como surgió el movimiento de compraventa de las butacas viejas que fueron remplazadas por una flotilla nueva,y el fin de semana estuvo comandado por un movimiento incomparable a las afueras del estadio universitario.

Un tigre nunca deja solo a un tigre, y esa fue la actitud de la directiva que decidió autorizar la venta de las butacas,con el motivo de ayudar al programa de becas Tigres por un mejor futuro, que beneficiará a los estudiantes de la máxima casa de estudios de la Universidad Autónoma de Nuevo León con el dinero que se recaude de la venta de las butacas del Uni.

La primera ronda de venta a concluido con una gran respuesta de más de miles de butacas adquiridas.

Por lo que se contempla que posteriormente se realice la segunda etapa de venta, quedando por confirmar por la institución felina