CORTESÍA LA AFICIÓN
3 de mayo de 2016 / 03:07 p.m.

Los 14 detenidos originarios de Santa Catarina y Escobedo, Nuevo León, por los actos violentos ocurridos durante el pasado encuentro entre Santos y Tigres en el TSM, esperan que el Club Santos Laguna les otorgue el perdón mediante la reparación de daños, para obtener su libertad a más tardar este jueves.

Tras la audiencia sostenida hoy en la sala de los Juzgados de lo Familiar, el juez de Primera Instancia en Materia Penal en Juicios Orales, donde se presentaron ocho detenidos, los abogados defensores sostuvieron ante la autoridad la propuesta de reparar los daños ocasionados al TSM.

El licenciado Jesús Javier Rodríguez Robles, representante de los regiomontanos vinculados al proceso, dijo que ahora todo está en manos del Club.

"En la audiencia se escuchó a mis representados, que son los imputados por los hechos ocurridos la semana antepasada en el Territorio Santos Modelo.

El asunto es que dada la magnitud del delito, que es leve por un lado y por otro porque se persigue por querella, procede en este caso un procedimiento, no es el que se conoce como abreviado, sino como un procedimiento especial de acuerdos reparatorios.

Cuando hay posibilidad de que las partes lleguen a un convenio para que haya un acuerdo reparatorio en el sentido de que los muchachos reparen los daños a satisfacción de quien los demanda, en este caso el Club Santos, esto se termina, de inmediato se decreta la libertad de los muchachos sin que siga el procedimiento", explicó.

Considera que en poco tiempo habrán de conocer la postura de Santos para determinar el proceso a seguir.

"Estamos a unas cuantas horas de que el Club Santos nos dé su resolución, que creo y yo invito a que el Club Santos sea sensible a la situación y acepte nuestra propuesta, porque ahorita ya no es la autoridad judicial de quien depende, es de Santos directamente.

Así que pedimos sea sensible a nuestra petición y que llegue al acuerdo con nosotros, para que los muchachos se vean favorecidos con su salida a más tardar el jueves, esto es general para los 14", dijo.
Rodríguez Robles indicó que en esto sólo se busca la reparación del daño y la cantidad total que exija el Club Santos se va a prorratear de manera equitativa.

"Santos hace su cálculo y yo estoy a la espera de que me fijen una determinada cantidad y así decirles a los padres de familia cuánto va a ser".

"Si hay veto o no la cuestión jurídica no tiene que intervenir aquí, por lo pronto los muchachos regresan al Cereso, este miércoles habrá otra audiencia a las 13:30 horas, esperemos que para entonces tengamos todo listo. Esto debe quedar como una lección para todos los muchachos", apuntó.

El también abogado Carlos González Gutiérrez, comentó que sólo es cuestión de conocer la postura del Club Santos para conocer el rumbo de este asunto.

"Estamos tratando se reparen los daños y automáticamente el Club Santos otorga el perdón a los muchachos, el Ministerio Público muestra disposición de llegar a un buen arreglo, todo queda por parte de Santos, ojalá entre mañana y el jueves podamos tenerlos en libertad".

"Son 14 jóvenes de Monterrey, todos deben salir bajo las mismas circunstancias y el nuevo sistema acusatorio permite que todos queden sin antecedentes penales por esta cuestión", expuso.
Familias piden que esto acabe

Los familiares fueron informados sobre los resultados de la audiencia y las posibilidades que tienen los jóvenes detenidos de obtener su libertad.

Juan Carlos Armadillo, padre de uno de los detenidos, comentó: "Más que nada estamos esperando la sensibilidad del Club Santos para lograr el perdón, les solicitamos por favor, la mayoría de los que estamos aquí somos gente de trabajo que no contamos grandes cantidades de dinero, reconocemos que se causaron daños, pero no todos son culpables y si nos ponemos a ver evidencias a lo mejor salen 15 inocentes, pero nomás es que se tienten el corazón. Nos han dicho que podrían salir libres el jueves, esperemos así sea para regresar a nuestros hogares".

Ernesto Camarillo, por su parte mencionó que los abogados se van a reunir con los representantes de Santos para pedirles se llegue a un acuerdo, "decirles que estamos dispuestos a pagar los daños, sin importar si nuestros hijos fueron o no causantes de destrozos".

Tras la audiencia, los que comparecieron a la audiencia regresaron al Cereso, donde continuarán a la espera de la resolución definitiva en todo este proceso.