SAÚL RODRÍGUEZ | @ELTOROSPORTS
22 de febrero de 2017 / 11:08 a.m.

La polémica sobre quién realmente es el responsable de la violencia en Veracruz continúa, sin embargo, la afición de Tigres podría ser la castigada, al menos así lo aseguran.

Y es que de acuerdo a información de la cadena ESPN, el dueño de Tiburones Rojos, Fidel Kuri, recibió llamadas de apoyo por parte de otros propietarios de clubes, pues ya no quieren a los Libres y Lokos en sus estadios.

Según el citado medio, cuadros como Santos y Necaxa se han cansado de las actitudes de los fanáticos felinos por lo que respaldaron al mandatario jarocho. Además, en el transcurso de la semana al menos otros tres representantes de equipos se han unido con Kuri.

ESPN también señala que debido a que los dueños están cansados de la barra auriazul, tomarán medidas en sus respectivos inmuebles y podrían mandar una carta a la Federación Mexicana de Futbol para solicitar que se vete a esta porra.