10 de julio de 2017 / 04:15 p.m.

A través de un escrito en su cuenta de twitter, Guido Pizarro agradeció todo el apoyo que recibió de la afición Incomparable y les prometió que algún día volverán a verse, eso sí les dejó en claro que a partir de hoy es uno más de ellos, esté donde esté.

El “Conde”, quien este lunes aprobó las pruebas físicas y médicas a primera hora, firmó su contrato por cuatro años y horas más tarde fue presentando oficialmente como nuevo jugador del Sevilla aseguró que su “amor por Tigres” es para toda la vida.

“Queridos Incomparables, ya es oficial mi fichaje para el Sevilla. Estoy muy feliz por esta oportunidad que hoy tengo. Agradezco a la dirigencia que me apoyaron en mi petición y en poder cumplir uno de mis sueños. Y me dirijo a ustedes para agradecerles de corazón el trato y lo que me hicieron vivir estos cuatro años llenos de momentos inolvidables”, comenzó en su despedida.

“Agradezco a mis compañeros, cuerpo técnico, gracias a ellos mejoré como profesional, pero mejor aún me hicieron crecer como persona. Agradezco a toda la gente trabajadora de la institución que vive para nosotros, los que salimos al campo, tengamos todo a nuestra disposición y solo nos preocupemos por jugar”.

Sin embargo, el punto más álgido del escrito fue cuando se pronunció oficialmente como uno más de los hinchas felinos que desde cualquier parte del mundo alienta a los Tigres sin importar el horario.

“Y a ustedes Incomparables que siempre nos apoyan en todas partes y que viven por estos colores. Quiero decirles que ahora soy uno más de ustedes, seré un hincha más y apoyaré incondicionalmente esté donde esté, porque mi amor por Tigres será para toda la vida!”, enfatizó.

Finalmente, Pizarro pidió perdón por haberse emocionado tanto en la despedida que le dieron los aficionados felinos el sábado pasado en el Aeropuerto Internacional de Monterrey.

“Gracias y perdón si me emocioné en el aeropuerto, pero realmente fue demasiado para una persona que solo pensó en entregarse y hacer las cosas bien. Abrazo grande, nos volveremos a ver”: Guido.