ROBERTO FLORES | @BETOFLORESRG690
13 de junio de 2018 / 05:52 p.m.

Ni el intenso aguacero que caía sobre la Riviera Maya impidió que los Tigres realizaran su entrenamiento vespertino este miércoles.

Durante todo el día llovió intensamente en esta zona del Caribe Mexicano y parecía que de nueva cuenta no podrían entrenar en la cancha de fútbol.

Y cuando ya estaba todo listo para trabajar en un salón del hotel de concentración, Ricardo Ferretti dio la indicación de que todos los jugadores se fueran a la cancha.

El "Tuca" formó dos equipos en media cancha y realizaron un trabajo de fútbol bajo una cancha encharcada que lejos de incomodar a los futbolistas hasta lo tomaron como diversión.

Incluso hasta el mismo Tuca, quien el lunes andaba haciendo corajes, le entró al juego y se divirtió como un "niño".