cortesía la afición
3 de julio de 2015 / 10:01 p.m.

Después de que este viernes, el club griego Olympiacos anunciaría el fichaje del atacante mexicano Alan Pulido, el presidente de los Tigres –club que mantiene contrato con el jugador- Alejandro Rodríguez, manifestó en entrevista con La Afición, que esperarán la resolución del TAS para poder actuar.

"Todos estamos a la expectativa de la decisión final e inapelable del TAS que se tiene que dar en las próximas semanas, nosotros no controlamos al TAS pero creemos que en máximo dos o tres emanas se da ya la sentencia final, y por todo lo que se tuvo en la reunión el 4 de junio en suiza, pues la razón la posee Tigres", manifestó vía telefónica.

Así mismo, lamentó que el Olympiacos haya emulado las acciones del Levadiakos, equipo que en su momento logró un pase provisional para que el delantero jugara en sus filas.

"El tiene un contrato vigente y vinculante hasta junio del 2016 y esto que pasó hoy que salió en la pagina del Olympiacos, que habían firmado a Alan Pulido (...) si antes era nada más el Levadiakos los que traíamos arriba en el problema, ahora se sube también al ring el Olympiacos".

Reiteró que esperarán la resolución del TAS y recordó que el atacante ya fue negociado con el consentimiento del propio jugador y representantes del mismo, con las Chivas en el pasado Draft de Cancún, por lo que sus únicas opciones son regresar a México o dejar de jugar.

"Nosotros vamos a esperar la resolución del TAS y creemos y estamos seguros de que va a ser favorable a Tigres, entonces en ese momento nadie le va a dar un pase provisional como se lo dieron en un principio al otro equipo griego (Levadiakos), y obviamente la Federación Mexicana de Futbol ya dio su posición, que es que Tigres tiene la razón, entonces o para de jugar o regresa", advirtió.

Por último, lamentó la posición del mundialista en Brasil 2014 y reconoció que no buscan afectar su carrera como profesional, pero tampoco permitirán "que se ponga en duda la limpieza de la institución".

"Me da mucha tristeza que un muchacho con el potencial y con la trayectoria que él tiene, pues este año que perdió él es importante, porque todos sabemos que la vida de un deportista tiene un límite, no son como las instituciones, Tigres va estar 50 años más y a Alan le quedan 10 o 15 años máximo".

"La gente puede arrepentirse de lo que hace, y nosotros no somos quienes para acabar, por un coraje, la vida de un deportista, pero lo que hizo de poner en tela de duda la limpieza de la institución no lo podemos permitir bajo ninguna circunstancia", sentenció.