22 de abril de 2013 / 01:21 p.m.

 La entrega de supuestos regalos como monederos electrónicos con mil pesos de recarga o telefónos celulares de nueva generación forma parte de una serie de estafas a las cuales se enfrentan cada vez más los usuarios de tarjetas de crédito, alertó el sistema de pagos bancarios Visa México.

Para evitar este tipo de abuso, Eduardo Cantón, director de Riesgo de Visa México hizo un llamado a la ciudadanía para que no se deje engañar por estos “estafadores”, ya que lo que buscan es usurpar el nombre de la empresa que cuenta con la confianza del consumidor.

En entrevista con MILENIO, el directivo aclaró que bajo ningún motivo la firma contacta a los tarjetahabientes, ya que solo se encarga de proveer los servicios y la tecnología necesaria para que las instituciones bancarias puedan atender tanto al mercado doméstico como al internacional.

Visa no tiene nada que ver con estos “supuestos premios”, dijo el entrevistado, quien destacó que todas las acciones de la compañía están debidamente documentadas en sus bancos, en medios de comunicación masiva y en su página de internet, además de que están claramente señalizadas para que el usuario confíe en ellas.

Señaló que los estafadores recurren a llamadas telefónicas haciéndose pasar por representantes de compañías como Visa o Mastercard, de instituciones financieras e incluso a nombre de organizaciones de caridad o comercios, avisando al consumidor que ha ganado un concurso o promoción y debe presentarse en cierta dirección con identificación y su tarjeta de débito o crédito para obtenerlo.

Invitó a los usuarios a que siempre corroboren con su institución financiera si es posible dar algún tipo de información vía telefónica y para que investigue por sus medios la validez del premio, ya que toda promoción está debidamente registrada ante la Secretaría de Gobernación.

Dijo que los mayores riesgos de acudir a estas citas es que el tarjetahabiente pueda ser víctima de engaños para realizar una compra no deseada, para clonar la tarjeta o para tratar de conseguir información personal que permita usurpar su identidad.

En caso de haber sido víctima de algún tipo de fraude, lo más recomendable es acudir con las instancias correspondientes como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef ) o al Ministerio Público.

También es frecuente que busquen obtener información personal o que pidan marcar a otro teléfono para que proporcione números de tarjeta de crédito, fechas de vencimiento, datos de identificación personal y más.

Datos de la Condusef revelan que en 2011 los reclamos por transacciones fraudulentas en el sistema bancario alcanzaron un monto de 476 millones de pesos.

— BRAULIO CARBAJAL