23 de abril de 2013 / 12:57 p.m.

Monterrey • El incremento de hasta el 425 por ciento en el precio de la molécula de gas al sector industrial durante los periodos conocidos como ‘alerta crítica’, atenta contra el crecimiento de la industria y merma la competitividad del sector, aseguró el presidente de la Concamin, Francisco Funtanet Mange.

Agregó que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) actuó unilateralmente y de manera sorpresiva al emitir las tres resoluciones que incrementan los precios del gas natural al sector industrial.

La primera de estas resoluciones es la de aumentar en 68 centavos de dólar la molécula del combustible por millón de unidad térmica británica (BTU); la segunda, es que la CRE obliga a Petróleos Mexicanos a informar mensualmente el máximo de suministro de cada usuario en relación al año anterior y quien exceda este indicador tendrá un sobrecosto del 100 por ciento en relación al precio del gas natural.

Y la tercera, la más preocupante, dijo el empresario, es que cuando se dé una alerta crítica y el consumo de gas natural esté por encima de lo confirmado por la CRE, la industria tendrá una penalización de 20 dólares por millón de BTU, que significa el aumento del 425 por ciento mencionado.

“"Esto pone en severo riesgo la capacidad de la industria nacional y las fuentes de empleo ya existentes"”, dijo.

Funtanet Mange reconoció que al inicio de las operaciones de la actual administración de inmediato se comenzó el desarrollo de infraestructura para la distribución del gas natural, para evitar las alertas críticas; sobre todo, porque el gobierno reconoció la falta de planeación en este tema en el país.

“"Como Estado mexicano se nos olvidó invertir y desarrollar la infraestructura para la conducción del hidrocarburo"”, comentó.

Agregó que próximamente estarán en pláticas con las autoridades correspondientes en esta materia para buscar que la CRE revire en las resoluciones.

“Esta decisión de un organismo autónomo, como lo es la CRE, va en contra de lo que todos nos hemos planteado como mexicanos. Que es un mayor crecimiento económico, sostenido y mantener y generar empleos; y crecer a tasas del 5 ó 6 por ciento”, indicó.

‘Es un atentado’

En opinión de Humberto Cadena, especialista en materia de energía, estas disposiciones de la CRE son un atentado contra el crecimiento del sector industrial, que bajo estas condiciones tendrá que replantear sus márgenes de rentabilidad.

“"Ahora le cargaron a la industria el aumento. Pero se lo cargas a todo mundo, por ejemplo al industrial regiomontano, él por qué va a pagar 68 centavos, él no ocasionó el problema"”.

“"Lo que le están diciendo a la industria es que ‘tú no puedes crecer’ porque de 4.20 te vas a ir a 20. Ahí hay un verdadero problema de crecimiento industrial. Todas las empresas estamos viendo cómo crecemos. Ahí tenías que considerar si con 20 ó 21 dólares, tu proceso sigue siendo rentable"”, agregó.

‘No habrá cambio en resoluciones’

Por su parte, el experto en energéticos Jaime Saldaña de la empresa Seisa, mencionó que no espera que haya un revire por parte de la CRE para modificar las resoluciones.

“Eso está pactado, no creo que vaya a haber ninguna reversión. Las cosas las vamos a tener que aceptar como sociedad, como industria y lo que sí creo es que debería ser justo es que una vez que tengamos el sistema firme de distribución y sea suficiente, pues se deje de importar ese gas natural licuado y que disminuya ese costo”, indicó.

Saldaña recordó que en fechas anteriores, el precio de la molécula de gas natural era más caro, hasta 50 por ciento según la estadística de precios de venta de primera mano de la Comisión Reguladora de Energía; pues de 2009 la tarifa más alta que se registró fue de 5.

“"La molestia (del sector industrial) tiene que ver más con el hecho de que te acostumbras a tener un precio que consideras adecuado, y luego te lo incrementan, y pues a nadie le gusta que se lo incrementen"”, comentó.

DANIEL ANGUIANO