20 de junio de 2013 / 10:47 p.m.

 Mérida  • Más gas natural será enviado a Yucatán a través de la red de Energía Mayakán que pasa por Mérida y desemboca en Valladolid, con lo que se fortalece la plataforma logística local, gracias a una inversión de más de 130 millones de dólares.

El consorcio integrado por las firmas internacionales GDF Suez y GE Mayakán dio a conocer que incluirán un nuevo ramal desde la zona de producción del gas natural, en Tabasco, hacia el corazón de Yucatán, fortaleciendo así el sector energético de la región.

Con esto se ampliará la red del gasoducto más largo de México, que es de 700 kilómetros de largo, y diámetro de 16 a 24 pulgadas.

La inversión anunciada es de 92 millones de dólares, para una participación de 67.5 por ciento de tubería por parte de GDF Suez, mientras que GE Energy Financial Servis suministrará otros 44 millones de dólares para una participación de 32.5 por ciento del sector.

La tubería comienza actualmente en Macuspana, Tabasco, y se extiende hasta los estados de Chiapas, Campeche y termina en Valladolid, Yucatán.

La prolongación se extenderá a 75 kilómetros de la Planta de Procesamiento de Gas Pemex, propiedad de Pemex Gas y Petroquímica Básica en Nuevo Pemex, Tabasco, para conectar con el gasoducto Mayakán, existente en Macuspana, Tabasco.

La CFE, monopolio paraestatal de electricidad en México, ha contratado a PGPB para utilizar 300 millones de pies cúbicos por día de gas, a través de este nuevo gasoducto de 30 pulgadas de diámetro para cambiar las plantas de energía en la Península de Yucatán de la quema de diesel y fuel oil o combustible pesado que abastece Pemex, por un combustible más limpio y menos costoso como es el caso de los gases naturales.

La empresa constructora será Arendal de México. La conclusión de la obra se prevé para junio de 2014.

El gasoducto del sureste opera desde 1999

“Esta inversión ayuda a México a fortalecer su infraestructura de gas natural en la clase de activos críticos, contratados y de larga duración”, dijo Alex Urquhart, presidente y CEO de GE Energy Financial Services.

Agregó que esta transacción demuestra el compromiso con la mejora de los activos en cartera, la inversión en proyectos durante su desarrollo y la repetición de negocios con clientes valiosos, tales como Pemex y coinversores, como GDF Suez.

El CEO de GDF Suez México, Germán Manchón, comentó: “Estamos muy contentos de comenzar la extensión del gasoducto Mayakán y de seguir trabajando codo con codo con la Comisión Reguladora de Energía, Pemex, la CFE y un socio de confianza en GE, para que más gas y electricidad a una región en crecimiento como la Península de Yucatán.

“Para GDF Suez, este proyecto es una prueba del compromiso de nuestra compañía para incrementar nuestras operaciones e inversiones en México”, dijo.

 — DANIEL BARQUET