7 de febrero de 2013 / 06:49 p.m.

La cementera regiomontana estima un impacto de 1.5 millones de dólares con el incremento; confía en el diálogo con autoridades.

 

Monterrey • El incremento que tendrá el Impuesto Sobre Nómina que aplicó el Gobierno de Nuevo León será de 1.5 millones de dólares en sus operaciones en la entidad, por lo cual ya analizan la posibilidad de recurrir al amparo, advirtió esta mañana el corporativo regiomontano Cemex.

El vicepresidente de asuntos corporativos de la compañía, Mauricio Doehner, advirtió que según estimaciones de sus analistas, el aumento en el ISN sí tendrá efectos adversos, por lo cual buscan la derogación del incremento del 50 por ciento en la tasa.

El directivo de la cementera ofreció una conferencia telefónica a los medios de comunicación, en la cual reconoció que Cementos Mexicanos analiza la posibilidad de promover un amparo para evitar el incremento impositivo.

"Estamos analizando acudir a este recurso legal que tenemos", reconoció Doehner.

Sin embargo, acotó, la intención es primero agotar las posibilidades de diálogo con las autoridades estatales.

En ese sentido, confió en que la mesa de diálogo que se instaló el miércoles entre funcionarios del Gobierno del Estado y representantes de las cámaras empresariales arroje soluciones consensuadas, sin necesidad de recurrir a instancias judiciales.

"También buscamos la vía del diálogo a través de las cámaras empresariales, ayer se instaló la mesa de diálogo y fue la primera sesión, buscamos una reducción al ISN", mencionó el directivo.

El Congreso del Estado aprobó el pasado diciembre, a propuesta del gobernador Rodrigo Medina, un incremento en la tasa del ISN del 2 al 3 por ciento.

La medida ha sido cuestionada por el sector empresarial al señalar que pone en riesgo la competitividad, la inversión y la generación de empleo en la entidad.

Con información de Esther Herrera