RUBÉN GUERRERO ATILANO - CORTESÍA LA AFICIÓN - @MMDEPORTES
4 de diciembre de 2017 / 01:21 p.m.

Corrían los primeros días del segundo semestre del 2015, cuando Tigres, a través de su directiva y redes sociales, oficializaba la llegada André-Pierre Gignac, un futbolista francés, para muchos, desconocido. El atacante provenía del Olympique de Marsella, de estar bajo la tutela de Marcelo Bielsa y de haber marcado 21 anotaciones en todo el curso de Liga, dos más que Zlatan Ibrahimovic, del PSG. Sin embargo, para la afición felina, el europeo representaba una incógnita... Nadie pensaba, ni el más optimista, que luego de dos años de relación, se convertiría en el estandarte de un equipo que suma nueve finales y cuatro títulos en su estadía.

Al momento del arribo de Gignac a la Liga Mx, Tigres era un cuadro contendiente, que en sus dos anteriores años, había promediado tres finales, entre Liga, Copa y Supercopa, consiguiendo solo el campeonato de la segunda en mención. No eran malas cifras para un equipo acostumbrado a pocos reflectores. Pero en el norte del país no se conformaban. La directiva de Alejandro Rodríguez, en conjunto con la dirección técnica de Ricardo Ferretti, elaboraron un ambicioso plan de conquista, depositando grandes esperanzas en la explosión futbolística del francés.

Y les funcionó. Al cabo de seis meses en México, Gignac ya era un ídolo para la afición felina, un fenómeno mediático y acumulaba dos finales alcanzadas, el título de Liga que conquistaron frente a Pumas, con todo y drama incluido y el subcampeonato de la Copa Libertadores. Con un año a cuestas, incrementaba su currículum: final de Concachampions, por el pase al Mundial de Clubes, en la que sucumbieron ante el América de Ignacio Ambriz, una dolorosa eliminación frente a Rayados, en su segunda Liguilla y el honorífico Campeón de Campeones en su vitrina.

A los doce meses de su aventura en México se especulaba sobre una posible salida, tanto a la MLS, como un posible regreso al Viejo Continente. Y fue durante la Eurocopa del 2016, en la que participó como recambio de Francia, que Mundo Deportivo, un rotativo de Barcelona, lo colocó en su portada, titulando 'Opción Gignac', al supuesto plan del cuadro culé por hacerse de sus servicios para la campaña que estaría por empezar... El conjunto del Tuca vivía en incertidumbre, a la espera del regreso de André para la pretemporada, que ya había comenzado; respondió a través de Twitter: "Un tigre nunca deja solo a otro tigre" y reportó un par de días más tarde en Nuevo León.

A los seis meses, Gignac y compañía ya estaban disputando una nueva final de Liga, ahora contra el América de Ricardo La Volpe, al que le arrebataron el campeonato en tiempo agregado; semanas más tarde volverían a la antesala del Mundial de Clubes, pero ahora sería el Pachuca de Diego Alonso el que les quitaría la posibilidad de la internacionalización y ese mismo Clausura 2017, Chivas les negaría una nueva conquista en el torneo local, al imponerse a los pupilos de Ricardo Ferretti. Como consuelo, les quedaría el Campeón de Campeones, precisamente, un trofeo que le ganaron al Rebaño de Matías Almeyda.

Hoy, como ya es costumbre, Tigres recuperó su pegada, afinó su ofensiva, ingresó a la Liguilla y ya está en la final de un torneo más, la tercera de manera consecutiva, esperando que el 2017 no se despida sin antes entregarle un nuevo campeonato a Gignac y los suyos. De los 10 torneos en los que en la estadía del francés, los felinos han arribado a instancias de matar o morir, esta es la novena ocasión que se encuentran a minutos del título y en su segundo año en Monterrey, André-Pierre, ahora como capitán de la institución, anhela darles una nueva satisfacción a la gente que tanto cariño le ha brindado. En frente, Rayados y la primera final regiomontana.

UN NUEVA MARCA
Al consumar su pase a una nueva final, Tigres no solo impuso su hegemonía ante el América; los regiomontanos son el primer equipo, en torneos cortos, en hilar tres de estas instancias, superando a los bicampeones Pumas (2004) y León (entre 2013 y 2014). Sin embargo, no son el primer escuadrón que logra esta hazaña en el balompié nacional. El caso más reciente nos remite al Necaxa equilibrado, pero eficiente de Manuel Lapuente, que en las temporadas 1994-95, 1995-96 e Invierno 96' arribaron a la fase máxima para alcanzar el campeonato. De esta seguidilla, los Rayos obtuvieron dos conquistas.

Previamente, escuadrones como América, Pumas y Cruz Azul realizaron lo mismo que Tigres, pero en torneos de larga duración. Las Águilas se colaron a tres finales entre 1983 y 1985, consiguiendo el mismo número de campeonatos para su vitrina. Eran los mejores años de los azulcremas. Universidad lo hizo en las campañas 1976-77, 1977-78 y 1978-79, pero su cosecha fue menor, con un solo trofeo de los mencionados en disputa. La Máquina es la que cuenta con la doble racha, pues alcanzó la instancia definitiva de tres torneos consecutivos, en dos etapas (seis finales entre 1971 y 1981) y en su palmarés incrementó cinco cetros más. Ahora, es turno de los muchachos del Tuca y de que Gignac alargue su era dorada.

CON EL '10' EUROPEO
TORNEO ALCANCE

Apertura 2017 Final/A disputarse
Campeón de Campeones 2017 Final/Campeón
Clausura 2017 Final/Subcampeón
Concachampions 2016-17 Final/Subcampeón
Apertura 2016 Final/Campeón
Campeón de Campeones 2016 Final/Campeón
Clausura 2016 Cuartos de final
Concachampions 2015-16 Final/Subcampeón
Apertura 2015 Final/Campeón
Copa Libertadores 2015 Final/Subcampeón

SIN SU ACTUAL REFERENTE
TORNEO ALCANCE

Clausura 2015 Fase regular
Apertura 2014 Final/Subcampeón
Supercopa Mx 2014 Final/Subcampeón
Clausura 2014 Fase regular
Copa Mx CL14 Final/Campeón
Apertura 2013 Cuartos de final

LOS GRANDES Y MONTERREY
NOMBRE FINALES TÍTULOS

Chivas 5 4
América 3 1
Monterrey 3 0*
Pumas 1 0
Cruz Azul 0 0
En todas las competencias: Liga, Copa, Supercopa, Concacaf.
*Tienes, entre Liga y Copa, dos finales a disputar.