JUAN LARA | @JUANLARAM7
24 de abril de 2017 / 03:32 p.m.

En Tigres ya le dieron vuelta a la página a la derrota sufrida el sábado pasado en el Clásico Regio 1-0 contra Rayados y se enfocan en pelear por otro título este miércoles cuando definan al campeón de la Liga de Campeones de la Concacaf ante Pachuca.

El global se encuentra empatado 1-1 a favor de los Tuzos por el gol de visitante, pero para Ricardo Ferretti la encomienda es muy simple: anotar y no recibir anotación de la escuadra hidalguense.

“Tenemos que buscar un gol para emparejar la serie y no recibir. No lo veo así nada del otro mundo. Tenemos que buscar un gol y no recibir, tan complicado no lo veo.

“Ordenado (espera a Pachuca), así son los equipos que hacen bien las cosas. Es un equipo que sabe defender bien y atacar bien. Tal vez tenga esta pequeña ventaja ahorita que con el cero en contra ellos están tranquilos. No me preocupa cómo va salir Pachuca. Me preocupa mi equipo, que tengamos que hacer mejor las cosas que ellos. Tenemos que ir allá por un gol y no recibir gol”.

El ‘Tuca’ destacó la capacidad de su equipo para cambiar el chip en las derrotas y victorias e inmediatamente pensar en el siguiente rival en turno.

“Yo lo veo bastante bien, es un equipo profesional muy maduro y cuando se han logrado las cosas siempre piensan en mejorar. Y cuando no asumimos y pensamos en hacer mejor las cosas. No te puedo decir que tenemos que ir a la Macro a festejar.

Cuando hemos ganado al día siguiente ya pensábamos en el siguiente partido. Solo en el último partido (Final de Liga) nos damos el lujo de sufrir o festejar. El miércoles si se dan las cosas y logramos el campeonato, el jueves vamos a estar pensando en el partido del sábado (contra Xolos), en ningún otro partido. Te juro que cuando perdamos alguien no va tirarse a las vías del tren. Es un deporte todos queremos ganar y buscamos a través del trabajo lograr los objetivos”.

El estratega brasileño reiteró su molestia con el arbitraje en la Final de la Concachampions que ha sido con silbantes extranjeros, situación difícil porque están acostumbrados a los jueces mexicanos.

“Con los nuestros (árbitros mexicanos) tenemos u a mejor relación, ya los identificamos. Ellos vienen parejos (árbitros de Concacaf), agarran a todo el mundo parejo y nosotros somos los primeros que tenemos que adaptarnos.

"El arbitraje no va ser mexicano, no es que me preocupe pero sí me tengo que atener para que no haya desesperación de mis jugadores. Con los nuestros nosotros sabemos llegar porque manejan la situación mejor”.