24 de mayo de 2013 / 06:08 p.m.

Ciudad de México  • La división automotriz de Grupo Bosch anunció que trabaja con las autoridades mexicanas, a través de la Industria Nacional de Autopartes (INA), para elaborar normas oficiales mexicanas que obliguen a los fabricantes de vehículos a proporcionar mayores elementos de seguridad en las unidades.

El director de la división automotriz de equipo original de la empresa alemana en México, Eduardo Watty, dijo que Bosch se fijó la meta de diseñar maquinaria original que logre "cero accidentes".

En conferencia de prensa, señaló que actualmente todos los vehículos que llegan al país carecen de una certificación en cuanto a reglas de seguridad y lo que se busca es dotar al mercado de sistemas económicos y seguros para sus ocupantes.

Buscamos hacer los sistemas más baratos para que su proliferación dentro de la gama de vehículos para lograr la meta de Bosch que es cero accidentes, ya que las cifras continúan siendo muy altas y en 2012 éstas fueron de 11 mil siniestros de tránsito con un total de 24 mil muertes, refirió.

En ese sentido, el directivo anunció que Bosch México introducirá al mercado funcionales radares para resguardar la seguridad de los ocupantes de los vehículos.

Mencionó así el "MRR" uno trasero, un sensor que agiliza el despliegue del frenado automático de emergencia, y el MRR-Plus, que advierte sobre colisión predictiva, con frenados de emergencia asistido, automático parcial y de emergencia automático a bajas velocidades.

La división de equipo original de la firma alemana también reportó crecimiento en ventas de dos dígitos en 2012 comparado con el año anterior, como resultado del trabajo en la adquisición de nuevos proyectos.

Bosch comenzó a suministrar alternadores de alta eficiencia y sistemas de inyección directa de gasolina a las plantas de ensamble en México, sistemas que disminuyen el consumo de combustible.

Notimex