14 de enero de 2013 / 07:07 p.m.

 El apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) ayudará a la creación de empleos en los países en desarrollo, señaló hoy un informe de la Corporación Financiera Internacional (CFI), perteneciente al Banco Mundial (BM).

El estudio, titulado ""Evaluación de las contribuciones del sector privado a la creación de empleo"", concluyó que cuatro obstáculos en especial se interponen a la generación de fuentes de trabajo.

Esos obstáculos incluyen un clima débil para las inversiones; una infraestructura inadecuada; el acceso limitado a financiamiento para las mipymes y capacitación y habilidades insuficientes, señaló.

Hay 200 millones de personas desempleadas en todo el mundo. El Banco Mundial estima que hay que crear 600 millones de puestos de trabajo para 2020, principalmente en los países en desarrollo, para mantenerse a la par con el crecimiento de la población.

La respuesta reside en el sector privado, que genera nueve de cada 10 puestos de trabajo, señaló.

""El desempleo constituye una crisis mundial, especialmente urgente en los países más pobres"", afirmó el vicepresidente ejecutivo y director general de la CFI, Jin-Yong Cai.

""Como la institución de desarrollo especializada en el sector privado más grande del mundo, creemos que la creación de empleo es el camino más seguro para salir de la pobreza. Su promoción en los países en desarrollo es una de nuestras principales prioridades"", apuntó.

El estudio se publicó como un informe complementario al reporte sobre el desarrollo mundial 2013 del BM acerca del empleo, publicado en octubre pasado.

En un comunicado conjunto que se emitió con motivo del lanzamiento del documento, 25 destacadas instituciones financieras internacionales se comprometieron a abordar la creación de empleo y aprender recíprocamente de sus experiencias.

De acuerdo con el reporte, las mipymes generan la mayoría de los puestos de trabajo en los países en desarrollo, pero también son menos productivas, pagan menos y no ofrecen tantas oportunidades de capacitación y desarrollo para los empleados.

A menudo, las empresas más pequeñas se ven también más afectadas por los obstáculos para generar puestos de trabajo, lo que hace que no puedan alcanzar todo su potencial.

El acceso a financiamiento es una limitación clave para las mpymes: facilitarlo puede resultar en una creación de empleo significativa.

Por ejemplo, la CFI proporciona financiamiento a una gran red de intermediarios financieros en mercados emergentes, que en 2011 financiaron a 23 millones de mipymes, que emplearon a su vez a más de 100 millones de personas.

El informe indicó que el mayor número de puestos de trabajo se crea dentro de las cadenas de suministro y distribución, la falta de energía eléctrica es la limitación más significativa en los países de ingreso más bajo y las mujeres y los jóvenes enfrentan obstáculos para el empleo.

""Las barreras legales, la falta de acceso a financiamiento y las normas culturales fuerzan a menudo a las mujeres a trabajar en empleos menos retribuidos y menos seguros"", puntualizó.

Sostuvo que ""los jóvenes tienen casi tres veces más probabilidades de estar desempleados"" y ""también tienen más probabilidades de trabajar en empleos informales"".

El estudio concluyó que 45 millones de personas ingresan en la fuerza laboral cada año. Sin embargo, más de un tercio de las empresas examinadas en todo el mundo no pudieron encontrar a empleados con las habilidades que necesitaban.

La CFI y el Grupo del BM ""cuentan con una serie de programas dedicados a colmar la falta de cualificaciones"", dijo el gerente de la CFI y principal autor del informe, Roland Michelitsch.

""Pero se podría hacer más: no sólo nosotros, sino también otras instituciones de desarrollo, los encargados de diseñar políticas y el propio sector privado"", recomendó.

— NOTIMEX