JAIR RAMOS
17 de septiembre de 2016 / 06:28 p.m.

Tigres, catalogado como el mejor equipo de México, debía sin duda demostrar esto lo mas pronto posible y este sábado lo hizo en casa.

Con un 2-1 a favor cerrado, los auriazules se convirtieron tras 9 fechas jugadas, estadísticamente en el número 1 de la Liga, alcanzaron el liderato general luego de un empate de Xolos y continuaron con el invicto en lo que va del semestre, Puebla en El Volcán fue la víctima para que los felinos lograrán esto.

Al arranque del primer tiempo Ricardo Ferretti mostró una cara ya conocida de su equipo, bien parado en la línea defensiva, estructurado en media cancha para adueñarse del balón y potente en su delantera, con un Sosa y Gignac que parece que cada día se entienden mejor.

Los primeros minutos transcurrieron como se esperaban, Puebla un rival históricamente incómodo para Tigres en casa, buscaba hacerse del esférico y con ello quitarle a los locales su mejor arma, la posesión de la pelota, sin embargo el acoplamiento auriazul se vio reflejado en lo compacto del equipo, así las oportunidades de gol comenzaron a llegar.

Para no perder la costumbre Gignac al minuto 6 y 8 busco su primer tanto del partido, sin embargo la suerte no le sonrió al francés quien mando el esférico a las gradas.

Ismael Sosa también estaba hambriento de gol, y aunque el dueño estaba en el tenor de ida y vuelta, este busco el arco rival en dos ocasiones, primero metiendo un cabezazo dentro del área que paso apenas por encima del arco y después sacando un balazo de pierna derecha que Campestrini sacó.

Hasta le minuto 28 el duelo era de ida y vuelta, Puebla no se dejaba intimidar por un enardecido Volcán que presionaba, incluso, fueron ellos quienes pusieron el 1-0 por obra de Amione, sin embargo ante una polémica, Delgadillo anulo el tanto por fuera de lugar.

Luego de una triangulación al minuto 41, Tigres por fin pudo terminar con el 0-0 parcial, está se dio al filo del área grande entre la artillería auriazul, tocando de primera Guido Pizarro entró al área buscando culminar está jugada quizás ya trabajada en la semana, sin embargo el naturalizado mexicano fue derribado dentro del área para causar un penal a favor de su equipo.

Ante los reclamos de los poblanos, Andre-Pierra Gignac tomó la responsabilidad de agarrar el esférico y cobrar, el disparo fue razo, en medio de la porteria y por debajo del cuerpo estirado del arquero de La Franja, así el 1-0 a favor de los locales se dio para concluir el medio tiempo con la ventaja parcial para los de Tuca Ferretti.

Puebla busco desde el minuto 1 hacer un cambio agresivo al frente, Cristián Bermúdez entró a la cancha con el numero 10 para darle dinamismo a La Franja y buscar ser más agresivos al frente para intentar revertir el marcador.

El primer susto para los visitantes en los segundos 45 minutos fue apenas a 3 minutos de haber comenzado la segunda parte, en una individualidad, Gignac entró al área sólo por el costado derecho y ante la salida de Campestrini busco el gol, sin embargo el portero pudo evitar esto dejando el balón a la deriva, a pesar de la llegada desesperada de Javier Aquino por rematar, la defensa logro alejar el peligro y evitar el 2-0.

Puebla busco en todo momento tomar el esférico en su poder sin embargo la reacción defensiva siempre era inmediata, Tigres en conjunto defendía y atacaba, incluso tocó en varias ocasiones la puerta auriauzul con disparos de Ismael Sosa, Jorge Torres Nilo y Lucas Zelarayan, quienes hasta el minuto 60 no podían ampliar el marcador.

Pero no mucho tiempo después, las fallas de los locales pesarían, al minuto 63, los visitantes comenzaron un ataque que no pintaba para mucho peligro, luego de un centro por el lado derecho, Nahuel Guzmán alcanzo a tirar un puñetazo para despejar el balón, con algo de poca suerte, el esférico rebotó en un rival dejándolo a la deriva, en la lucha por un contra remate una mano auriazul se hizo presente dentro de área por parte de Pizarro, penal a favor ahora de Puebla se dio.

Al minuto 63 Matias Alustiza puso desde los 11 pasos el 1-1 parcial, batiendo el arco de Guzmán y deja de a El Volcán en silencio.

Ricardo Ferretti busco tener otra variante al frente y al 63 sacó de la cancha al Gringo Torres para meter a Damian Álvarez al once del rectángulo verde, los costados ahora serían la opción de peligro para buscar los 3 puntos.

Puebla se creció tras el empate, siguió con un propuesta ofensiva buscando ganar el encuentro, algo que parece sólo hizo enfadar a los locales quienes se fueron al frente en bloques y lograron penetrar peligrosamente.

Al minuto 80, Dueñas llegó a línea dd fondo por el costado derecho, vio a Javier Aquino retrasado fuera del área y no dudo en pasarle el balón, el oaxaqueño en carrera puso la pierna zurda a la disposición del esférico y saco un zapataso raso costado izquierdo del portero rival, Gignac, habilitado como el penúltimo hombre, sirvió de estorbo para el balón se incrustara en el arco y así el 2-1 llegó ante la algarabía de los incomparables.

Ya con 10 minutos en el reloj, Tuca saco de la cancha a Sosa para darle minutos y debutar en casa a Delort, quien por el costado izquierdo logro apoyar al equipo sin tener tiempo para mostrarse quizás como hubiese querido.

De esta manera es como Tuca festejo sus 25 años de trayectoria como entrenador de una manera especial, ganando en casa, llegando al liderato y siguiendo el invicto el cual busca alargar partido a partido, el próximo será ante Chivas a media semana.