HÉCTOR ORTIZ / ENVIADO | LA AFICIÓN (MILENIO)
7 de junio de 2017 / 12:46 p.m.

La polémica jugada donde Ismael Sosa fue derribado en el área de Chivas, en la Final del Clausura 2017 que Tigres perdió, fue mal señalada por el silbante de aquel duelo, Luis Enrique Santander, así lo reconoció Jorge Eduardo Gasso, miembro de la Comisión de Arbitraje de la FMF al presidente de los Tigres, Alejandro Rodríguez.

En los minutos previos a la celebración del sorteo de la Copa MX, Gasso, asesor técnico de árbitros, se acercó a saludar al ‘Inge’, quien, en tono de broma, le comentó que “para la otra nos mandan a uno mejor que Santander”.

Gasso, que iba acompañado por otro colega, reconoció que hubo un error humano que, al igual que en Tigres, también fue “doloroso” para ellos, pues la idea es “seguir mejorando el arbitraje mexicano”.

“Nosotros le prometemos que vamos a trabajar para que eso no vuelva a suceder”, mencionó el acompañante de Jorge Eduardo.

Alejandro Rodríguez se mostró tolerante y comprendió que Luis Enrique pudo verse abrumado por la magnitud del partido: “Es muy rápido el juego, es mucha la presión de la tribuna, yo entiendo lo que viven ustedes, pues tampoco es fácil, viendo el estadio y luego lo que ha de haber pensado en ese momento”.

Eduardo Gasso admitió que Santander no señaló la pena máxima porque iba “detrás de la jugada y se tapa precisamente con el cuerpo de Sosa y de otro jugador de Chivas”, reconoció que buscar excusas “es mucho, lo que necesitamos es trabajar”.

El ex árbitro central confía en que el apoyo de la tecnología mejoren la “justicia deportiva” dentro del terreno de juego: “Algo que nos ayudaría mucho en la cuestión de los videos es ese tipo de decisiones”, puntualizó.

SR