REUTERS
2 de agosto de 2013 / 04:44 p.m.

El gobierno se ha comprometido con los acreedores a reducir 4,000 puestos de funcionarios para finales de diciembre y obligar a otros 25,000 a ser transferidos, de ellos 12,500 para finales de 2014.

 

Atenas • La asociación de arqueólogos griegos denunció el viernes el proyecto atribuido al gobierno de despedir a 500 funcionarios del ministerio de Cultura en el marco del plan de movilidad de la función pública que exigen los acreedores del país.

"Paren los sacrificios humanos en Grecia", "Los monumentos tienen su propia voz", se podía leer en las pancartas de un centenar de manifestantes congregados ante la Acrópolis de Atenas, el monumento antiguo más visitado de Grecia.

"Troika (los acreedores del país UE, BCE y FMI) ordena, el gobierno ejecuta: (...) para finales de año, 500 empleados serán despedidos en los servicios de la herencia cultural", dice un comunicado de los arqueólogos en inglés distribuido a los turistas frente a la Acrópolis.

Los manifestantes se sumaron a otra protesta de más de mil personas en el centro de Atenas, convocada por el sindicato Adedy.

"Cerca de 6,900 arqueólogos (historiadores, conservadores, ingenieros, guardias, etc.) trabajan en 19,000 centros arqueológicos y en 210 museos en Grecia, y en los últimos tres años han sufrido recortes salariales importantes como todos los funcionarios griegos", precisa el comunicado.

El gobierno griego publicó esta semana una lista con 2,122 profesores susceptibles de ser trasladados, así como 3,000 empleados de la policía municipal y 1,500 funcionarios administrativos de universidades y colegios técnicos.

Durante los próximos ocho meses recibirán el 75% de su salario. Si no encuentran otro puesto o rechazan lo que les propongan se irán a la calle.

El gobierno se ha comprometido con los acreedores a reducir 4,000 puestos de funcionarios para finales de diciembre y obligar a otros 25,000 a ser transferidos, de ellos 12,500 para finales de 2014.