NOTIMEX
5 de noviembre de 2013 / 11:06 p.m.

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información menciona que la incorporación del articulo 12 de la Ley Federal de Derechos, contradice a la Constitución ya que pretende transferir el costo de las bandas de 700 MHz y 2.5 Ghz al Ifetel.

 

México.- La incorporación del artículo décimo segundo transitorio a La Ley Federal de Derechos que hizo el Senado, con el objetivo de que el Ejecutivo federal sea quien decida el costo de las bandas de 700 MHz y 2.5 GHz, contradice la Constitución e inhibe la competencia en el sector, opinó la Amedi.

En un comunicado, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) menciona que la incorporación de este artículo transitorio a la Ley Federal de Derechos contradice la modificación al artículo 28 Constitucional, aprobado con la reciente reforma en materia de Telecomunicaciones.

Ello, agrega, ya que el 28 constitucional "no deja lugar a dudas de que corresponde al Ifetel establecer el monto de las contraposiciones por el otorgamiento de las concesiones, así como por la autorización de servicios vinculados a éstas", previa opinión de la autoridad hacendaria.

De tal forma, menciona que ello contradice a la Constitución ya "que pretende transferir dicha facultad al titular del ejecutivo Federal, subordinando al Ifetel a participar en un esquema de coordinación, dejando la decisión final a los legisladores".

Asimismo, destaca que la medida presentada en la tribuna retoma la postura que ya se había externado previamente, al solicitar que se fijen montos elevados para permitir el uso de dichas bandas, con lo cual se inhibe de manera importante la competencia en el sector.

La Amedi señala que es necesario que existan criterios transparentes para la asignación de dichas bandas, pero respetando la atribución de la autoridad, que constitucionalmente cuenta con las facultades para ello.

Por lo que "resulta inaceptable que quiera vulnerarse la autonomía del órgano regulador, cuyos integrantes han mantenido un desesperante silencio", y de defender su atribución, representaría que apoyan dicha "arbitrariedad", opinó el organismo.

Y refiere que como una de las consecuencias, "se fortalecerán la idea de una debilidad institucional así como de la incapacidad de los comisionados para regular el mercado de las telecomunicaciones en el país", consideró.

Ante tal situación, la Amedi exhortó a los comisionados del Ifetel a pronunciarse sobre la ilegitimidad de esa medida y a hacer pública la defensa de los intereses de la Constitución, en el sentido de que las concesiones no deben "analizarse a la luz de un afán recaudatorio".