10 de abril de 2013 / 01:13 p.m.

El presidente saliente de la Asociación de Bancos de México, Jaime Ruiz Sacristán, afirmó que el sector necesita de estabilidad económica para continuar otorgando crédito, pues el buen momento que atraviesa la nación puede impulsar un aumento en el financiamiento.

“"En la última década, la banca mexicana ha crecido tres veces más que el PIB. Para prestar se necesita que haya demanda, la cual ha sido baja, ya que el país ha crecido lentamente, pero nuestra expectativa es que todas las reformas provoquen que el país crezca hasta 6 por ciento, y si los bancos crecen tres veces más que el PIB, vamos a tener crecimientos muy robustos y una penetración mayor del crédito que hoy es relativamente baja en el país, y esto lo veremos en cinco o seis años"”, dijo.

En entrevista con MILENIO, previo a la 76 edición de la Convención Bancaria, Ruiz Sacristán destacó que después de los años de crisis, la banca ha hecho su trabajo y ha colaborado con el crecimiento económico, con lo que en estos momentos se encuentra en una situación envidiable si se compara con la banca de otras naciones con problemas financieros.

“"Todas las reformas en el sistema financiero mexicano nos han ayudado a ser una de las bancas más avanzadas en el mundo. Desde 1996 ha habido cambios muy importantes para modernizar el sector, estamos acostumbrados a las reformas, a los cambios, ya que nos vigilan varias autoridades"”, destacó.

En ese sentido, destacó que la reforma al sistema financiero que el Ejecutivo presentará en los próximos días ayudará a eliminar cuellos de la banca y agilizar el otorgamiento de crédito; asimismo, se espera mayor celeridad en el cobro de garantías en el caso de clientes que no pagan sus créditos.

"“Cuando un juez determina que tiene razón el banco para cobrar, inmediatamente viene la ejecución de la garantía. Eso no depende de las leyes federales, sino de estados y municipios, donde en algunos casos la legislación es bastante mala y en otros se hace bien el trabajo. Y esto no es solo en beneficio de los bancos, sino en beneficio de otras personas empresas o personas que ganan un tema judicial y no pueden ejecutar la garantía"”, explicó.

Sobre el tema del crédito, comentó que si bien las modificaciones en la ley pueden contribuir a mejorar el otorgamiento del crédito, esto debe de ocurrir de una forma cuidadosa, pues de no ofrecerce de acuerdo a la demanda de los empresarios o las familias, puede tenerse un problema; tal y como ocurrió en el pasado y similar a lo que acontece en varios países en la actualidad.

"“El crédito en el país ha aumentado bastante, pero hay una diferencia en decir que hay poco crédito o que está aumentando. Hay que tomar en cuenta la historia: después de la crisis de 94 y 95 los bancos entraron en una situación muy delicada como la que estamos viendo en otras instituciones en el mundo. A partir de la crisis, hasta 2001 o 2002, fue cuando los bancos en México comenzaron a prestar otra vez"”, destacó.

Buen momentoEl entrevistado destacó que ante las propuestas de reformas planteadas en el inicio de la presente administración y las intenciones de cambios profundos, México atraviesa por un buen momento que puede impulsar el crecimiento económico.

"“Se debe tomar esta oportunidad. Desde hace tiempo se ha pedido al gobierno que aprueben reformas para que México pueda ser más productivo. Las propuestas por el pacto han sido muy bien recibidas por los inversionistas, ya que se espera que se traduzcan en inversiones para el país y crear empleos. A mi juicio la reforma energética es la más importante para abrir espacios para mayor inversión"”, destacó.

Según Sacristán, los banqueros llegan fortalecidos a la próxima convención de su sector que se realizará en Acapulco a finales del mes, sin divisiones, y plantearán al presidente Enrique Peña Nieto algunas otras propuestas para los bancos del país.

ClavesSin riesgo

El actual incremento en créditos personales y de nómina no representa un problema para los bancos en el país, aunque debe de vigilarse, aseguró Jaime Ruiz Sacristan. Según datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, en los últimos doce meses, estos financiamientos crecieron de 21 y 40 por ciento, respectivamente.

En nómina se tuvo un saldo de 119 mil millones de pesos, con morosidad de 3.79 por ciento, en tanto, el crédito personal fue de 114 mil millones de pesos con morosidad de 7 por ciento.

En contraste, los préstamos otorgados con tarjeta de crédito únicamente aumentaron 17 por ciento.

Desconfianza crediticiaJunio 2012. El poco financiamiento hipotecario para los empleados de escasos recursos ha ocasionado un déficit en vivienda de interés social: Corporativo GEO.

Julio 2012. De 200 mil pymes que se crean cada año, 65% desaparece antes de dos años de vida debido a la falta de financiamiento: Condusef.

Enero 2013. Se deben generar esquemas para aumentar el financiamiento, de lo contrario el mercado interno automotor no es atractivo: AMDA y AMIA.

Enero 2013. Para ser competitivos se tendrá que diseñar un sistema de crédito más accesible: Enrique Martínez, Sagarpa.

Enero 2013. En los mercados emergentes, como en México, es importante el crédito al consumo para mejorar el índice de confianza del consumidor: The Credit Suisse Research.

Antonio Hernández