20 de marzo de 2013 / 03:08 p.m.

México • La concreción de reformas estructurales pendientes en México le permitirán expandir su crecimiento económico a tasas anuales de 6 por ciento, un nivel por encima del promedio de los países de América Latina, informó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En la conferencia mensual, el vicepresidente del comité nacional de estudios económicos del instituto, Jonathan Heath, aseguró que es difícil precisar cuánto agregará al PIB cada reforma; sin embargo, “"van a ayudar al crecimiento y no van a perjudicar"”.

Una tasa de crecimiento sostenida de 6 por ciento, añadió el experto, permitirá al país tener un futuro más promisorio, lo cual incidirá en la confianza de los empresarios y las posibilidades de nuevas inversiones.

La implantación de reformas estructurales también abrirá las puertas para que calificadoras internacionales mejoren la calidad crediticia del país.

La semana pasada la calificadora estadunidense Standard & Poor’s ajustó la perspectiva de la nota soberana de largo plazo de México, de estable a positiva, decisión que el IMEF calificó como positiva y que generará un efecto de contagio para otras empresas evaluadoras como Moody’s y Fitch.

Incluso, Jonathan Heath aseguró que es probable que Moody’s se adelante a las demás calificadoras y sea la primera en ajustar la calificación soberana de México.

“"Hay que recordar que Moody’s tiene un nivel de calificación de México por arriba de la de Standard & Poor’s y Fitch, no dudaría ni me sorprendería que se adelantara y que las tres agencias reconozcan de alguna u otra forma una mejor calificación al país"”, dijo el experto.

Sin embargo, el presidente del IMEF, Víctor Manuel Gutiérrez, aseguró que el país tiene que realizar una serie de cambios estructurales que están pendientes en materia de telecomunicaciones, energía y fiscal para lograr esas expectativas.

De lo contrario, dijo que puede sufrir la misma experiencia de Brasil, nación que años atrás estuvo de moda y fue la favorita de los inversionistas, pero que no hizo las reformas estructurales en los momentos importantes y ahora sufre por ello.

“"México está en los ojos de muchos inversionistas, tiene el potencial de crecer aun sin las reformas, pero nos puede pasar lo que a Brasil. Las reformas son necesarias para tener una expansión sostenida y no nada más ser una llamarada de petate"”, afirmó el presidente del IMEF.

Respecto a la actual situación financiera de Chipre, el miembro del IMEF descartó un impacto en México.

Difícil inicio

Jonathan Heath aseguró que las perspectivas de crecimiento en el primer trimestre del presente año no son tan buenas, pues se ha observado que la desaceleración que empezó a mediados del año pasado todavía persiste.

“"Anticipamos que la tasa de crecimiento del periodo enero-marzo de 2013 será la más baja en los últimos tres años. En adición al pobre desempeño de esos meses, tendremos el fenómeno de la Semana Santa que comparará este trimestre con menos días laborales respecto al de hace un año"”, dijo.

De acuerdo con las expectativas del miembro del IMEF, el PIB en el primer trimestre apenas crecerá a una tasa de 2 por ciento.

ALBERTO VERDUSCO