MAYELA SANTOYO
4 de abril de 2016 / 07:58 a.m.

El mes de marzo fue todo un dolor de cabeza para los Tigres y es que después de haberse convertido en un hospital por la gran cantidad de jugadores lesionados, el que brillo por su ausencia fue el triunfo en el plantel de Ricardo Ferretti.

Los de la UANL no han tenido una victoria en partidos oficiales desde el 27 de febrero cuando de local vencieron 4-1 al América, después de aquel encuentro todo se volvió gris para el conjunto de San Nicolás.

Los felinos empataron 1-1 empezando el mes de la primavera ante el Real Salt Lake en la Vuelta de los Cuartos de Final de la Concacaf, después el 5 de marzo cayeron contra el acérrimo rival 1-0 ante el Monterrey.

Tras el clásico regio se vinieron las ausencias por lesionados, Israel Jiménez quedo descartado para los siguientes tres partidos. Jesús Dueñas y Jorge Torres Nilo salieron lesionados del duelo ante Pumas y hasta tuvieron que pedir el cambio. Damián Álvarez no fue convocado ante los Gallos Blancos por molestia muscular y por si fuera poco Jurgen Damm cayó en ese encuentro de la ida de la Semifinales.

Se veían las cosas complicadas en Tigres y es que la victoria seguía sin aparecer, los felinos empataron ante Pumas el 12 de marzo; en la Liga de Campeones ante el Querétaro el 15 de marzo volvieron a igualar y el 20 de marzo ante Puebla otro 0-0. Y ahora ligan su sexto partido sin conocer el triunfo tras el 2-2 ante el Atlas del fin de semana.

El descanso por fecha FIFA dejó que los auriazules recuperarán a los elementos lesionados, aunque también por ahí se sumó José Rivas y Rafael Sobis quienes van poco a poco recuperándose y podrían estar de regreso.

La esperanza está en que este 5 de abril vuelva a salir el sol para los Tigres y recuperen la confianza y el buen futbol que los llevó a ser campeones y así regrese el triunfo a las garras de los de San Nicolás ante el Querétaro, en un duelo que es decisivo para las aspiraciones de los felinos en busca del Mundial de Clubes.