ROBERTO FLORES | @BETOFLORES67
17 de marzo de 2017 / 04:30 p.m.

Aunque este sábado el árbitro del juego entre Tigres y Cruz Azul será el mismo que recibió la agresión de Pablo Aguilar que desencadenó en la huelga de silbantes de la semana pasada, Juninho mencionó que no deberán meterse en problemas con él, pero sí ayudarlo a hacer mejor su trabajo.

Fernando Hernández fue el silbante al que Pablo Aguilar, del América, le dio un cabezazo en un partido de Copa ante Xolos, por lo que se desencadenó un escándalo por el castigo impuesto en un principio y provocó que el gremio arbitral se uniera para hacer un paro y no se jugara la jornada 10.

“Ya hemos hablado mucho de esto, nosotros tenemos en mente jugar futbol, dejar que el árbitro haga su mejor trabajo. Nosotros los jugadores debemos facilitar el trabajo del árbitro dentro de la cancha.

“Es un ser humano, seguramente no hace la cosas de mala onda, así que debemos comprometernos a facilitar su trabajo, tratando de ser lo más leal posible”, expresó el capitán de los Tigres entrevistado en el Aeropuerto Internacional de Monterrey antes de viajar a la Ciudad de México.

El brasileño naturalizado reaparecerá en la alineación titular del equipo luego de perderse varias jornadas por lesión.