ROBERTO FLORES | BETOFLORES67
22 de septiembre de 2017 / 03:24 p.m.

Eduardo Vargas no es afecto a dar declaraciones a la prensa, no sólo aquí sino en Chile, pero este jueves no dudo en manifestar su sentimiento sobre el apoyo que se ha dado a todos los damnificados por el sismo del martes pasado en el centro del país.

El chileno llegó ayer al centro de acopio instalado en el Estadio Universitario, acompañado del francés Timothée Kolo y el tercer portero Miguel Ortega, para llevar víveres y no dudo en manifestar su satisfacción por ayudar a quien más lo necesita.

“La verdad es que es muy lindo, se siente muy bien aportar y ayudar a la gente que más lo necesita allá”, expresó el andino

.- En tu país también suceden muchos sismos, y has vivido lo que se necesita en estos eventos…

“Sí, en Chile se puede decir que estamos acostumbrados a temblores y hemos pasado por cosas muy difícile, pero gracias a Dios siempre hemos salido adelante”, indicó.

-¿Te ha sorprendido la solidaridad del mexicano en estos momentos?

“La verdad que no me sorprende, me lo esperaba, así que porque todos los países tienen que ayudarse entre sí”, enfatizó.

SIEMPRE SALIMOS ADELANTE: INGE

El ingeniero Alejandro Rodríguez también tuvo palabras de elogios para todas las personas que han apoyado a todos los damnificados por el sismo, al acudir a dejar sus donativos al centro de acopio del Estadio Universitario en donde ya se han recaudado más de 50 toneladas de ayuda.

“Mientras la gente responda de forma organizada, desde su interior, no superficialmente es una señal de que el pueblo mexicano, todos los que habitamos este gran país tenemos formas de salir adelante una vez que nos organicemos y todos pongamos lo mejor de nosotros mismos.

Una de las iniciativas de la directiva de Tigres además de llevar en tráileres toda la mercancía recaudada y verificar que lleguen a todas las personas afectadas, es el que la iniciativa de remodelar escuelas con el grito de “¡Ehhh Tigres!” ahora se lleve a efecto en donde se necesite en el centro del país.

“Creo que mientras más presencia y entre más podamos involucrar a otros a que lo hagan, nosotros no pretendemos ni que nos feliciten ni ser cabeza de nada, lo hacemos con un espíritu de estar presentes y de poder cuando menos satisfacer aunque sea un poco las necesidades de estas personas en los diferentes estados”, señaló.

Durante su visita al centro de acopio, el ingeniero Rodríguez se dio el lujo de rezar un Padre Nuestro junto a maestras y alumnos del colegio Juan Luis Vives de la colonia San Jorge de Monterrey.

AM