30 de octubre de 2013 / 07:42 p.m.

El español Jesús Vega, uno de los artífices de la expansión internacional de Zara y exdirectivo del grupo Inditex, afirma que lo importante para triunfar es no aceptar consejos, tal como hicieron Amancio Ortega en ese grupo y Steve Jobs en Apple.

"Si hubieran hecho caso a los demás, hubiesen sido como los demás", afirmó Vega en una entrevista con Colombia.inn, agencia operada por Efe, al señalar que lograron el éxito "haciendo cosas diferentes, siguiendo estrategias diferentes (...), encaminadas fundamentalmente a darle a la gente" lo que quiere.

Así, consideró importante olvidarse del producto y analizar las emociones, sentimientos y aspiraciones de las personas.

"Las personas no necesitamos tanta ropa (...). La moda lo que significa es otra cosa. Es una aspiración, una necesidad que tenemos para sentirnos bien, para comunicarnos con los demás, para diferenciarnos de los demás", comentó.

Vega, autor del libro "La empresa sensual", se encuentra en Bogotá para participar hoy como orador principal en el "Foro de Estrategia de América Latina Moda y Negocios".

En sus declaraciones a Colombia.inn aseguró que Colombia es un "caso claro de una potencia emergente" en el mercado de la moda, con iniciativas "muy interesantes de comercialización y generación de marca" y "una muy larga tradición textil de manufactura".

"A la vista de todos está que hay cadenas de moda que están en disposición de competir ya con otros grandes monstruos de cadenas textiles de la región", afirmó el exdirector de Recursos Humanos y Expansión Internacional de Inditex, un emporio formado por las firmas Zara, Pull & Bear, Bershka y Stradivarius.

Vega aseveró que las empresas exitosas como las del grupo Inditex "tienen una obsesión muy determinada precisamente en darle a la sociedad, a las personas, a los clientes, a todo el entorno (...), cosas diferentes".

Respecto a las empresas "sensuales", el tema de su libro, dice que "son las que enamoran a sus profesionales (...), gente ordinaria que es capaz de conseguir resultados extraordinarios".

"Una persona que cree en un gran proyecto", que encuentra intereses comunes con la empresa, "va a dar muchísimo de sí mismo", señala.

Y para ser una "empresa sensual", según sus palabras, no se necesita ser grande: "Todas las empresas sensuales empezaron siendo nada. Lo que pasa es que se han hecho grandes precisamente porque nos dan lo que queremos".

Este gurú del negocio de la moda recordó que esas firmas han sido capaces de competir con los "grandes monstruos" que existían en el mercado.

"Cuando nace Apple, pues existía IBM; cuando nace Zara, existía el Corte Inglés; cuando nace Starbucks, había un millón de cafeterías en todo elmundo", subrayó.

Resaltó de esta manera la importancia de la innovación como herramienta para triunfar y citó en ese sentido a Starbucks, "una empresa absolutamente innovadora", que nació en "un entorno donde es muy difícil diferenciarse".

Un caso parecido fue Zara, el alma del Grupo Inditex, que "se ha convertido en líder mundial", a pesar de que surgió en España, un país, indicó, "sin tradición de moda tan intensa y tan larga" como Francia oItalia.

La clave del éxito se encuentra en "ser tremendamente ambiciosos", apuntó.

EFE