10 de septiembre de 2013 / 03:00 p.m.

Madrid  • Sabadell completó el martes la primera parte de una ampliación de capital por mil 383 millones de euros con la captación de 650 millones de euros en una colocación acelerada que el mercado acogió de forma favorable al permitir la entrada de inversores extranjeros.

""El hecho de que Sabadell cotizará a 0.6 veces su valor en libros, una de las valoraciones más bajas de entre los bancos españoles, ha posibilitado en gran parte la entrada de un importante inversor colombiano y de un fondo estadunidense liderado por un magnate mexicano"", dijo Iván San Félix, analista de Renta 4.

En general, los analistas hicieron una lectura favorable de las dos ampliaciones de capitalsuperiores a un 25 por ciento de su valor en bolsa pues la inversión de extranjeros en el sector financiero español y en Sabadell suponía devolver cierta confianza a un sector muy golpeado en la actual crisis económica-financiera.

En junio de 2012, el gobierno español solicitó un crédito europeo de hasta 100 mil millones de euros para sanear a la banca española repleta de activos tóxicos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, de los que ha recibido hasta las fecha 41 mil 300 millones de euros.

En el mercado, las acciones de Sabadell sumaban un 2.44 por ciento 1.845 euros a mediodía tras recuperar sus pérdidas iniciales.

OPERACIONES DE CAPITAL

El número de acciones en esta primera operación asciende a 396.3 millones, de las que 30 millones son acciones propias en autocartera y 366.3 millones de acciones ordinarias de nueva emisión a un precio de 1.64 euros por título, equivalentes a un 10.99 por ciento del capital del banco tras la operación.

El banco dijo el lunes que ya tenía comprometidos 425 millones de euros en esta parte de la operación, que da entrada al inversor financiero colombiano Jaime Gilinski -será el principal accionista del banco con alrededor de 5 por ciento- y al fondo estadounidense Fintech, liderado por el financiero mexicano David Martínez.

En otra nota al supervisor bursátil, el banco catalán dijo que el segundo tramo del aumento de capital (por unos 750 millones de euros), dirigido a los accionistas del grupo, supondrá un 16.66 por ciento del capital postampliación, con la emisión de acciones a 1.10 euros por título.

Los accionistas necesitarán 5 derechos para suscribir 1 acción nueva.

Analistas de Espirito Santo destacan que pese a la dilución para los accionistas, el incremento de acciones permite al grupo aumentar su capital principal en 171 puntos básicos a 11.4 por ciento.

""Permite (al banco) compensar con creces el impacto de 90 puntos básicos por las recientes adquisiciones de Banco Gallego y parte de BMN que según nuestras estimaciones rebajo el ratio de capital (...) al 9.7 por ciento en el tercer trimestre de 2013"", dijeron.

REFUERZO DE CAPITAL

El grupo busca reforzar su colchón de recursos en un momento en el que la solvencia se ha convertido en una de las principales prioridades del sector, que encara unas pruebas de resistencia a nivel europeo el año que viene, una regulación en España más exigente en materia de provisiones y una normativa internacional (Basilea III) que puede mermar el capital de las entidades.

Sabadell, una de las entidades más activas en el proceso de consolidación que provoca la acumulación de impuestos fiscales diferidos, acumula activos fiscales por importe de unos 4 mil 800 millones de euros y sería una de las entidades más penalizadas si finalmente la nueva regulación no le permitía conservar una parte importante de estos activos como capital de primera categoría.

Para el banco de inversión Crédit Suisse, esta operación le acerca a los niveles de capital de los principales bancos españoles y además ""reduce la necesidad de (solicitar) capital adicional"", lo cual convertía en más arriesgado seguir con cortas en el valor.

En cambio, para la casa de análisis Macquaire, la posición de capital del banco bajo las nuevas normas de Basilea III seguía siendo débil a pesar de estas operaciones de capital.

 — REUTERS