9 de agosto de 2013 / 02:02 p.m.

 Bancomer se sumó a la ola de reducciones y decidió bajar su pronóstico de crecimiento del producto interno bruto (PIB) a 2.7 por ciento, desde 3.1, como consecuencia del débil comportamiento de la economía mexicana en el primer semestre.

Carlos Serrano, economista en jefe para México de BBVA Research, detalló que el motivo corresponde a que en los primeros seis meses se produjo una baja demanda externa tanto en la manufactura como en la exportación de petróleo a Estados Unidos.

Durante la presentación del estudio “Situación México”, el especialista añadió que otro factor relevante es el lento avance del ejercicio del gasto público.

""Es muy clara la desaceleración del primer semestre, lo vemos en que la producción industrial de México, que suele estar totalmente correlacionada con la de EU, ha disminuido más que la de aquel país"", explicó.

Asimismo, advirtió que no es una estimación definitiva, pues falta que se conozca de manera oficial el crecimiento que tuvo la nación en el segundo trimestre, y de ser negativo evaluarán una nueva modificación a la baja.

De esta forma, el principal grupo financiero del país se une al pronóstico que hizo antier el Banco de México, al recortar su previsión a un rango de entre 2 y 3 por ciento.

Sin embargo, prevé que el segundo semestre será mejor, producto de una recuperación económica en EU y un mejor ejercicio del gasto público por parte del gobierno federal, con lo que estima un crecimiento de 3 por ciento para el segundo semestre y 3.1 para todo 2014.

— BRAULIO CARBAJAL