Agustín Martínez 
11 de julio de 2013 / 02:40 a.m.

Monterrey.- • A partir del mes de agosto los bancos deberán reportar ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, aquellas transferencias internacionales de fondos, que sean igual o superen los mil dólares americanos.

Esta disposición, emitida por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, está dirigida tanto a empresas como a personas físicas que envíen o reciban dinero, igual o superior a esa cifra, o su equivalente en la moneda extranjera en que lo hagan.

El Contador Público Raúl Montemayor explicó que dicha reglamentación fue publicada, junto con el respectivo formato, el pasado 4 de julio en el Diario Oficial de la Federación.“El Diario Oficial dio a conocer el formato en que los bancos deben enviar esta información a la Secretaría de Hacienda, que salió publicado el día 4 de julio de este año”, indicó.

La medida ya está en vigor y deberá acatarse a partir de la primera quincena del mes de agosto, cuando los bancos deberán reportar vía electrónica esos movimientos.

“Vamos a suponer que una empresa compró alguna mercancía en Estados Unidos, y tiene que pagar en dólares, entonces tiene que hacer la transferencia a través de bancos.

“El banco va a hacer la transferencia y va a tener que reportarla ante las autoridades hacendarias a más tardar el mes siguiente en que hizo esa operación”, recalcó el contador.

Bajo esa misma reglamentación se regirán las operaciones que corresponden al envío de remesas.

“Que algún trabajador migrante en Estados Unidos le envíe cantidades a su familia arriba de mil dólares, el banco va a tener que reportarlo a la Secretaría de Hacienda”, agregó.

Mediante dichas acciones, considera Raúl Montemayor, las autoridades federales tratan de combatir actividades ilícitas, como lo son la evasión fiscal y el lavado de dinero.

“Procurar a menguar un poco la evasión fiscal, sobre todo conocer quién de nuestros nacionales tiene inversiones en Estados Unidos. Y prever también el lavado de dinero”, concluyó.

Toda esta labor será responsabilidad de las instituciones bancarias, y no representará ninguna afectación, como cargos, comisiones o impuestos, para los usuarios de la banca.

También otras instituciones financieras, como casas de bolsa, casas de cambio, sofoles y transmisoras de dinero, deberán regirse por esa Ley, aunque aún no se publica el formato respectivo.