4 de mayo de 2013 / 04:34 p.m.

México  • De octubre de 2012 a la fecha, Banorte ha invertido alrededor de 100 millones de pesos en la instalación de terminales punto de venta (TPV) para mercados públicos de la Ciudad de México.

En reunión con medios, Alejandro Valenzuela, director general de Grupo Financiero Banorte, reveló que el monto destinado a este proyecto es el equivalente a 1 por ciento de su utilidad neta obtenida el año pasado, que se ubicó en más de 10 mil millones de pesos.

Como parte del proyecto Inclusión financiera en mercados públicos, lanzado por Banorte en mancuerna con la Asociación Cilvil PS Mercados, se han instalado 100 terminales electrónicas en 18 de esos establecimientos distribuidos en colonias populares del Distrito Federal.

Valenzuela argumentó que en promedio una de cada 10 transacciones que se hacen en estos mercados se realiza con algún tipo de medio electrónico; sin embargo, se espera que dentro de seis u ocho meses crezca hasta alcanzar 50 por ciento del total de operaciones que se realicen con algún sistema tecnológico.

Por su parte, Andrés Aymo, director Territorial México Sur de Banorte, mencionó que cada consumidor que usa las TPV hace una compra promedio de 300 pesos.

Por otro lado, dijo que la comisión que cobra Banorte por el servicio es de 2.35 por ciento, tanto en tarjetas de crédito, como en las de débito, y cada terminal tiene un monto máximo de operación de 20 mil pesos.

Según datos de PS Mercados, en el Distrito Federal existen 322 mercados; el universo potencial de negocio aún es amplio y una vez que se consolide el proyecto se pensará en extrapolar este mecanismo a otros mercados, precisó Aymo.

Con el fin de anunciar de manera oficial este proyecto, Alejandro Valenzuela encabezó un recorrido por uno de los mercados más grandes del Distrito federal, el cual cuenta con 875 locales y hay instaladas 15 terminales inalámbricas, que comparten debido a su carácter transferible 96 locatarios.

Entre los mercados públicos participantes se encuentran: Hidalgo, Escuadrón 201, Álamos, Felipe Astorga, Nopalera, Del Mar, Nativitas, 24 de Agosto, Churubusco, Rodeo, Séptima Sección, Pescaditos, Portales, Santa Cecilia, Miguel Hidalgo, Selene, Lago e Isabel La Católica.

Referente al servicio de pago mediante celular al que tienen acceso los usuarios de Banorte, denominado Bancamóvil, el directivo prevé que una vez que los “marchantes” se sientan seguros, efectuando pagos electrónicos, podrá entrar en funcionamiento el sistema para el comercio en mercados públicos.

Una ventaja de pagar en las TPV radica en el hecho de que conforme más se use este sistema, el cliente va generando un historial, que a la postre le ayudará para la obtención de un préstamo o apoyos especiales para pymes, e incluso financiamiento para casa, auto y más.

Inclusión financiera, el reto

El director general de la entidad financiera señaló que a medida que todos los participantes del sector se involucren de buena forma en este tipo de medidas, México avanzará en el tema fundamental que es la inclusión financiera.

Recordó que después de la crisis económica de 1995, el sector financiero se colapsó y a partir de entonces se ha venido reconstruyendo, pero aún falta mucho por hacer.

“Muchos mexicanos hoy en día no tienen acceso a los servicios financieros, el reto de la inclusión a largo plazo es que todos aquellos mexicanos que quieran utilizar el sector financiero lo puedan hacer”, dijo.

ClavesEl plan

Grupo Financiero Banorte cuenta con 130 mil terminales de punto de venta distribuidas en todo el país y su aspiración a largo plazo es contar con el mismo número dentro de los mercados.

Cómo obtener una TPV de Banorte: Mandar solicitud de interés a PS Mercados, y presentar credencial de elector y número de padrón que lo identifique como miembro de la asociación.

Locatarios del mercado Hidalgo señalaron que desde que cuentan con las terminales inalámbricas, sus ventas han aumentado entre 20 y 50 por ciento.

BRAULIO CARBAJAL