6 de septiembre de 2013 / 05:35 p.m.

La junta de gobierno del Banco de México (Banxico) decidió disminuir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 3.75 por ciento, desde el anterior de 4.0 por ciento; asimismo estima un crecimiento de la economía considerablemente menor al previsto en su último reporte trimestral de inflación.

De acuerdo con el anuncio de política monetaria del organismo, la junta de gobierno de Banxico anticipa que el mayor grado de holgura en la economía prevalecerá por un periodo prolongado, junto con la expectativa de avances significativos en el fortalecimiento estructural de las finanzas públicas.

Considera que con este menor nivel del objetivo para la referida tasa de interés, la postura monetaria es congruente con una convergencia eficiente de la inflación a la meta permanente de 3 por ciento.

Por otra parte, el banco central anticipa que durante la segunda parte del año y el próximo, la actividad económica de México mostrará una recuperación, sin embargo, prevé que el crecimiento económico para 2013 en su conjunto será considerablemente inferior a su proyección publicada recientemente en su último informe sobre la inflación, abril–junio de 2013, en el que estimó un alza del Producto Interno Bruto (PIB) en un nivel de entre 2 y 3 por ciento.

Además, Banxico también anticipa que el crecimiento del PIB correspondiente a 2014 se situará por debajo de lo señalado en dicho Informe, de un aumento en un intervalo entre 3.2 y 4.2 por ciento. Derivado de lo anterior es que el organismo espera un amplio grado de holgura en la economía por un periodo prolongado.

Esto apunta a una trayectoria para la inflación en los próximos meses por debajo de la que se pronosticaba previamente.

En lo que respecta al componente subyacente, que es el que refleja de mejor forma la tendencia de la inflación en el largo plazo, se espera que se mantenga en niveles históricamente bajos gracias a la ausencia de presiones provenientes de la demanda agregada en los próximos 18 meses.

Banxico señaló que si bien existe la posibilidad de que ocurran en el futuro cercano cambios en precios relativos resultantes de una reforma fiscal, estima que, en su caso, el impacto sobre la inflación sería transitorio y difícilmente se presentarán efectos de segundo orden.

 — SILVIA RODRÍGUEZ