ANTONIO HERNÁNDEZ
18 de junio de 2013 / 01:03 p.m.

México• El Banco de México advirtió que la volatilidad en los mercados financieros es el anticipo de lo que puede ocurrir cuando la política monetaria en Estados Unidos comience a relajarse, por lo que es probable que continúe la turbulencia.

Al participar en la conferencia “México en un entorno global débil”, organizado por el banco de inversiones Morgan Stanley, el subgobernador Manuel Sánchez destacó que ante este escenario se espera que la economía mexicana enfrente con solidez cualquier nuevo episodio de incertidumbre; sin embargo, es importante que los acreedores y deudores sean cautelosos de sus efectos y la exposición al riesgo del tipo de interés.

“Al mismo tiempo, las autoridades deben permanecer vigilantes para garantizar que los mercados financieros operan normalmente en todo momento”, destacó el funcionario.

Según Sánchez, los mercados emergentes tuvieron en los primeros cuatro meses de 2013 una importante entrada de capital foráneo, que para nuestro país se alojó principalmente en bonos del gobierno en pesos.

Esta abundancia de capitales, destacó, se debió a la política monetaria, relajada en los países desarrollados, que en el caso de Estados Unidos ha implicado tasas de interés cercanas a cero, lo cual desencadenó una búsqueda de mayores rendimientos.

“La aversión al riesgo global se ha mantenido relativamente menor desde 2010. En particular el atractivo de México podría incluir factores como la apertura de capital, el régimen de tipo de cambio flotante, la certeza de no intervención en los mercados, el riesgo país moderado y las perspectivas positivas para la aprobación de reformas estructurales”, destacó el subgobernador.

El funcionario destacó que el desempeño de México se ha visto limitado por la debilidad de la economía mundial, ya que EU ha mostrado signos de recuperación, confirmado por los indicadores de consumo personal, crédito y mercado de trabajo.

“El crecimiento ha sido afectado por una contracción del gasto público, lo que refleja los esfuerzos de consolidación fiscal, así como por una recientemente menor contribución de las exportaciones netas”, dijo.

Sobre el reciente aumento que ha tenido la inflación en el país, Sánchez reiteró que responde a presiones temporales en precios de alimentos, y si bien prevalecen riesgos, en breve la inflación regresará al rango de 3 por ciento.