2 de mayo de 2013 / 03:01 p.m.

 El Banco Central Europeo recortó el jueves sus tipos de interés por primera vez en 10 meses, impulsado a actuar ante una economía muy débil, pero con cierta libertad para hacerlo debido a una brusca moderación de la inflación.

El BCE rebajó su principal tipo de interés en un cuarto de punto porcentual a un nuevo mínimo histórico de 0.50 por ciento en respuesta a un enfriamiento de la inflación, bastante debajo de su meta, y un aumento constante del desempleo.

La rebaja estaba prevista después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijera el mes pasado que el banco estaba listo para actuar. El responsable está celebrando una conferencia de prensa desde las 1230 GMT para explicar la decisión.

Los datos económicos del último mes han reforzado el argumento a favor de una acción de la entidad, ya que la desocupación europea marcó un récord en abril, al tiempo que la inflación registró su mayor baja mensual en más de cuatro años, al 1.2 por ciento.

""El BCE está jugando a lo seguro, incluso a pesar de que sabe que el efecto (de la rebaja de tipos) probablemente sea limitado"", dijo el analista de Nordea Anders Svendsen.

""La clave para el mercado es el tono (de la explicación de la decisión del jueves). Si el BCE presenta otras medidas para favorecer el crédito a las pymes (pequeñas y medianas empresas), eso será positivo, pero si dice que la rebaja es todo lo que tiene, eso podría ser decepcionante"", agregó.

El euro subió hasta 1.3191 dólares y los futuros de los bonos gubernamentales de Alemania a 10 años avanzaron tras el anuncio del BCE.

Los mercados habían estado especulando que se avecinaba la baja de la tasa de interés dirigente, y que si el Banco Central Europeo no lo hacía en esta ocasión en Bratislava, lo haría a más tardar en junio próximo.

Los mercados en Frankfurt atribuyen la medida a la mala coyuntura económica en una buena parte de los países del euro, así como la profunda recesión de algunos de ellos como Italia, España, Grecia y Portugal.

La tasa de interés de refinanciamiento, que es la principal en la Eurozona, estuvo del 11 de julio de 2012 hasta este jueves en vigor en 0.75 por ciento, también un nivel récord a la baja.

La nueva tasa de interés anunciada en Bratislava es de 0.50 puntos porcentuales y entrará en vigor el próximo día 8, de acuerdo con el BCE.

Economistas en Alemania dudan que la nueva reducción mejorará la situación de los países de la Unión Monetaria con problemas, ya que de por sí era muy baja y no contribuyó a impulsar el crecimiento de dichas naciones, que están aplicando políticas de austeridad.

 — REUTERS Y NOTIMEX